Rutas para hacer en domingo

El Mosto de la Pureza

  • En Villanueva del Ariscal, era típico comenzar la temporada de vinos el Día de La Inmaculada. Recorremos tres de sus “templos” del mosto

José María León en su restaurante Pepe León José María León en su restaurante Pepe León

José María León en su restaurante Pepe León / Cosasdecome

Cuentan los mayores que antiguamente la temporada de mosto en Villanueva del Ariscal arrancaba el 8 de diciembre, día de la Inmaculada, patrona de este municipio aljarafeño. El día de “La Pureza”, como lo llaman en Villanueva, era el día en que se abrían las botas para catar el vino joven.

No obstante, el creciente interés que viene generando el mosto durante los últimos años entre vecinos y foráneos, ha provocado que la temporada de mosto se adelante unas semanas. Desde principios de noviembre es raro encontrar un bar o una taberna en Villanueva del Ariscal que no tenga en la puerta un cartel indicando que “hay mosto nuevo del terreno”.

La Bodega Los Niños de la Casera

Nos lo encontramos, por ejemplo, en la Bodega Los Niños de la Casera. Una taberna que abrió sus puertas en 2011 y que destaca por su autenticidad. En su sencillez está su grandeza. Llama la atención de esta taberna la ausencia de la barra. Juan Manuel y José Antonio González, propietarios de este establecimiento, invitan a sus clientes a sentarse y a disfrutar de su afamado mosto acompañado, por ejemplo, de un plato de garbanzos o de una tapa de menudo de ternera.

Su mosto, que pisan en la antiquísima Bodega Góngora, y fermentan en su propia taberna, es un monovarietal de garría fina que recogen en las viñas de este municipio de larga tradición vitivinícola. Un mosto afrutado, suave, fresco, aromático y equilibrado del que producen un total de 20.000 litros. El precio, 0,5€ el vaso y 2€ la jarra de medio litro.

La Taberna del Mellizo

Dejamos atrás este singular establecimiento para catar el mosto de unas de las tabernas más emblemáticas del Aljarafe: La Taberna del Mellizo. Fundada en 1954, este templo de la tradición y la autenticidad, ofrece a sus clientes un mosto con carácter que pisan y fermentan en la misma taberna cada mes de septiembre. Para acompañar al vino nuevo, sugieren la “carrillá” y el “atún encebollao”.

Restaurante Pepe León

Terminamos nuestra ruta del mosto por Villanueva del Ariscal en el Restaurante Pepe León. Un establecimiento regentado por José María León, que aunque abrió sus puertas en marzo de 2018, ya se ha consolidado como uno de los restaurantes de obligada visita en Villanueva del Ariscal. José María León se trae el mosto de la Bodega Loreto. Una coqueta bodega ubicada junto al Monasterio de la Virgen de Loreto, en el término municipal de Espartinas, aunque su sede social se encuentra en la calle Cristo de la Vera Cruz de Villanueva del Ariscal.

Su mosto suave, con cuerpo y con un toque dulce y afrutado que le aporta la uva garría fina, lo convierten en uno de los más solicitados por los turistas que vienen a Villanueva buscando probar el vino nuevo. En este acogedor restaurante lo venden por 0,7€ el vaso, 3€ el medio litro y 4€ el litro.

Para acompañar el mosto de la Bodega Loreto, José María León recomienda su fritada de pulpo con verduras, un plato compuesto por el pulpo frito acompañado de papas cocidas y fritas, tomates cherry, pimiento morrón, alcachofas y espárragos, todo coronado con un toque de AOVE con pimentón, perejil, tomate seco, sal de sepia y cebollino picado. El precio de este suculento planto ronda los 12€ cada 100 gramos.

Las direcciones

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios