Tips deco y organización

Todo listo para celebrar

  • Recibir en casa a familiares y amigos siempre es una delicia, pero este tipo de eventos también puede ser estresante para el anfitrión.

Mesa navideña. Mesa navideña.

Mesa navideña.

Te damos unos pequeños trucos para que las celebraciones en tu hogar no te traigan de cabeza. La Navidad ya está aquí, y, en estas fechas, los compromisos se suelen acumular, tanto para los invitados como para los anfitriones. Por eso, lo mejor es fijar una fecha y comunicársela a los invitados con tres o cuatro semanas de antelación.

Una vez elegido el día, lo ideal es conocer si alguno de los invitados sufre alguna intolerancia o alergia alimentaria y, en función de estas, idear nuestro menú. En primer lugar deberemos planificar qué se va a comer y decidir si la celebración consta de un cocktail o de un menú con todos los invitados sentados a la mesa. No son días para arriesgar en la cocina, por eso te recomendamos que bases el menú en platos que ya domines y, a ser posible, intenta tener todo lo posible listo antes de que lleguen tus invitados para que puedas disfrutar de la velada junto a ellos.

En cuanto a la decoración de la mesa, deberás tener en cuenta el número de invitados y el espacio del que dispones para que todos puedan estar cómodos durante la celebración (calcula unos 65 centímetros por invitado). Si el espacio es pequeño, no dudes en poner mesas de apoyo con aquello que vayas a necesitar durante la velada. 

Para que todo vaya sobre ruedas, revisa bien vajilla, cubertería, mantelería y cristalería que vayas a utilizar. Como recomendación, el blanco es un must que pega con todo, no dudes en abusar de él, es una apuesta segura. Como decoración, con un bonito centro de flores o candelabros será suficiente.

Lo habitual es que los invitados se conozcan, pero en el caso de que no sea así, deberás hacer las presentaciones oportunas antes de comenzar la velada para que así todos tus invitados puedan interactuar entre ellos.

Si has optado por una mesa servida, a la hora de asignar un lugar a cada comensal, ten siempre en cuenta la regla del “descanso matrimonial” que consiste en separar en la mesa a los matrimonios o personas que vengan juntas, de esta forma evitarás conversaciones cerradas y todos los invitados podrán socializar.

Ahora ya solo queda disfrutar con los tuyos de una magnífica velada navideña.