No me comes nada

Receta de panecillos de hamburguesa

Receta de panecillos de hamburguesa Receta de panecillos de hamburguesa

Receta de panecillos de hamburguesa

Una receta de panecillos, por si te animas a hacer una hamburguesa casera 100%, sigue todos los pasos y ¡disfruta de tu momento en la cocina!

Ingredientes (8 panecillos)

Tang Zhong

  • 35 g de harina
  • 175 ml de leche

Masa

  • Tang Zhong
  • 465 g de harina (en mi caso, 100 g de harina integral, 150 g de harina de gran fuerza y el resto harina panadera)
  • 125 ml de agua
  • 2 g de levadura seca (6 g de levadura fresca)
  • 10 g de sal
  • 25 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 40 g de mantequilla

Preparación

  1. Empezaremos la receta preparando el tang zhong. Para ello simplemente tenemos que poner la leche y la harina en un cazo, disolviendo esta última con ayuda de unas varillas. Calentamos la mezcla a fuego bajo durante unos minutos, el tiempo justo para que la mezcla empiece a espesar y forme una especie de papilla. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
  2. Cuando se haya enfriado, en un bol amplio echamos todos los ingredientes excepto la mantequilla. Lo más cómodo es poner los ingredientes secos primero y hacer un volcán en medio, donde echaremos el tang zhong, el huevo y el agua. Mezclamos ligeramente con ayuda de un cubierto de madera o una rasqueta y, posteriormente, pasamos a mezclar con las manos hasta que tengamos una mezcla homogénea.
  3. Pasamos a la mesa de trabajo y amasamos hasta obtener una masa lisa. Si queréis, para que os resulte más sencillo, podéis hacerlo en alternando tandas de 2-3 minutos de amasado con reposos de 5-10 minutos.
  4. Cuando tengamos la masa lista, añadiremos la mantequilla en trocitos y volvemos a amasar hasta que esté totalmente integrada y obtengamos una masa lisa y brillante. Aviso, tal como añadáis la mantequilla, la masa parecerá que se deshace completamente, pero tranquilos que es normal, seguid amasando hasta que todo se integre.
  5. Ni que decir tiene que si tenéis una amasadora, panificadora o cualquier robot de cocina que os lo permita, podéis usarlo para amasar y eso que os ahorráis. Sencillamente hacedlo de la misma manera, es decir, la mantequilla en el segundo amasado.
  6. Dejamos levar la masa en un cuenco ligeramente aceitado y tapada con un paño, hasta que prácticamente doble su volumen. ¿El tiempo? Pues depende un poco del tipo de harina, de la temperatura de la habitación, del amasado, etc. En mi caso estuvo fermentando durante 2 horas.
  7. Pasado ese tiempo, devolvemos la masa a la mesa de trabajo y la amasamos un poco, haciendo fuerza para desgasificarla, queremos una miga uniforme sin alveolos. Dividimos la masa en 8 porciones del mismo peso, le damo una preforma de bola y dejamos reposar 10-15 minutos.
  8. Boleamos los panecillos de hamburguesa para crear tensión superficial, con la que conseguiremos un panecillo bien redondo que no se nos abra por los lados la hornearlo.
  9. Colocamos los panecillos de hamburguesa sobre papel de horno y los aplastamos ligeramente con las manos. Mantened cierta separación entre los panecillos para evitar que se junten cuando crezcan. Dejamos que hagan la segunda fermentación hasta que vuelvan a crecer en volumen (igualmente, en mi caso estuvieron otras 2 horas).
  10. Cuando estén listos, pintamos los panecillos con leche y espolvoreamos unas semillas por encima (yo usé semillas de sésamo blanco y negro). Metemos al horno precalentado a 200ºC durante unos 15 minutos o hasta que estén dorados (ya sabéis, cada horno es un mundo y hay que vigilar los tiempos). Sacamos del horno y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.
  11. Dependiendo de las condiciones de temperatura/humedad os pueden durar hasta 2 días blandos, pero os recomendaría que, si no los vais a usar en el día, los congeléis tal como se enfríen para que no pierdan la esponjosidad.

Para ver todo el proceso al completo con imágenes, entra en en Blog de Guillermo Osorio "No me comes nada". Para ésta, y muchas recetas más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios