Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Box Cartuja Amy Winehouse y The Beatles se unen en las voces negras de 'Joyful!'

  • La producción musical llega este sábado a Sevilla con una entusiasta y original propuesta que invita al público "a una explosión de energía y felicidad" a través de los grandes himnos del góspel y el soul

Pablo de Torres, músico y director de 'Joyful!', posa durante la entrevista. Pablo de Torres, músico y director de 'Joyful!', posa durante la entrevista.

Pablo de Torres, músico y director de 'Joyful!', posa durante la entrevista. / José Ángel García (Sevilla)

¿Imaginas cómo pueden sonar las canciones míticas de Amy Winehouse o The Beatles interpretada por doce voces al más puro estilo góspel? Dispuestos a responder rápidamente a este interrogante llega este sábado a Box Cartuja (20.30 horas) el elenco de Joyful!, un original y entusiasta espectáculo que pretende acercar al público “la fuerza y la pasión de la música negra a través de la emoción, el humor y el buen rollo”.

Así, la compañía Belter Souls busca en esta producción “contagiar de felicidad” con una propuesta que reúne en escena a un polifacético elenco formado por un coro de doce voces, una banda de ocho músicos y un carismático maestro de ceremonias, que durante dos horas van invitando a los espectadores a sumarse a “una explosión de energía” a través de canciones, gags teatrales y juegos cómicos en los que prima la originalidad de los arreglos basados en la armonía vocal y el color característico del soul, el funky y el góspel, tal y como explica a este diario el productor y director musical Pablo de Torres.

Un coro de doce voces, ocho músicos y un carismático maestro de ceremonias guiarán a los espectadores por un vibrante recorrido de canciones, gags teatrales y juegos cómicos

En este sentido, Joyful! “no es exactamente un musical, pero tampoco un concierto al uso”, matiza su creador. Más bien, aclara, “es un espectáculo de música en directo, con coreografías y una cuidada dramaturgia, que trata de romper las barreras entre las distintas disciplinas artísticas, los géneros e incluso la distancia entre el escenario y el patio de butacas”, y en el que el fin es, sobre todo, “crear la atmósfera idónea para que todos nos lo pasemos bien y sintamos que formamos parte de lo mismo”.

Concretamente, el espectáculo traza un recorrido por los grandes himnos del género en un variado repertorio que incluye canciones míticas como el Happy Day, Let the River Run, que se popularizó en nuestro país por un anuncio de televisión, Rehab, de Amy Winehouse o el Crazy de Gnarls Barkley, junto a algunas de las escenas más conocidas de los musicales Memphis o Sister Act. En este sentido, cuenta el pianista, el punto de partida fue presentar una antología de la música negra, “lo que ocurre es que nos dimos cuenta que teníamos un arma que no estábamos usando que era llevar a nuestro terreno y poner nuestro sello en otros temas imprescindibles que se salían de este género”. Fue entonces cuando decidieron incorporar versiones de títulos como el Let it be de The Beatles, “que la gente ha escuchado mil veces pero seguramente no en el registro que proponemos”, apunta. Una apuesta que, junto al carácter interactivo y participativo de la producción, han terminado por ser sus principales reclamos.

El repertorio incluye temas tan conocidos como 'Happy day', 'Let de river run', 'Crazy' o algunas de las míticas escenas de 'Sister Act'

En este sentido, como reconoce el murciano, cuando a finales de 2016 decidió poner en marcha Belter Souls, junto a Pepe Alacid, el maestro de ceremonias (nominado como Mejor Actor Revelación en los Premios Nacionales de Teatro Musical), y una nómina de jóvenes músicos y actores procedentes de escuelas y conservatorios de todo el país, jamás pensó en tener una respuesta tan gratificante. Es más, la compañía, relata, nació sin más pretensión que la de hacer algo propio que encajara con sus inquietudes creativas y que les permitiera además decidir sobre la gestión y producción, “cuidando a los artistas como pensamos que se deben cuidar”, matiza.

Una imagen de 'Joyful!'. Una imagen de 'Joyful!'.

Una imagen de 'Joyful!'.

Pero es cierto que, “a base de esfuerzo, con mucha ilusión”, han logrado que desde su estreno hace poco más de un año y medio en el Teatro Circo de Murcia y una primera gira regional, Joyful! diera el salto a la Gran Vía de Madrid con un rotundo éxito de público y de crítica y tenga ya cerradas fechas en teatros y auditorios de toda España. “La verdad es que lo que estamos viviendo es apasionante, principalmente porque nos divertimos con lo que hacemos y eso se termina transmitiendo”.

"'Joyful!' es una invitación a cantar, bailar, sonreír, emocionarse y ser más felices"

Además, como adelanta el artista, la compañía tiene previsto poner en macha dos nuevos espectáculos este año y está iniciando colaboraciones con grupos o formaciones de otras corrientes musicales, como ya han hecho con Second, la Orquesta Sinfónica de Murcia o la cantante Lucrecia para “seguir enriqueciéndonos y poner nuestro sello”. Porque si algo tiene claro Pablo de Torres es que, aunque el góspel o el soul no sean géneros mainstream, “es una música arrolladora que contagia”.

Por eso, confía en que quien acuda el sábado al Box Cartuja, “sea o no por casualidad, va salir vibrando”. Porque, defiende, “Joyful! es eso, una invitación a cantar, bailar, sonreír, emocionarse y ser más felices”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios