La gran música alemana | Crítica

El canto interior

Para Dilthey, el Espíritu alemán encuentra en Haydn su lenguaje más genuino Para Dilthey, el Espíritu alemán encuentra en Haydn su lenguaje más genuino

Para Dilthey, el Espíritu alemán encuentra en Haydn su lenguaje más genuino / D.S.

Wilhelm Dilthey (1833-1911) es un producto singular del Idealismo alemán. Su filosofía busca incansable un método propio para las ciencias del espíritu en el que la perspectiva histórica tendría lugar esencial: si bien al sustantivo Dilthey le añade por norma el adjetivo, de forma que el Espíritu se convierte en Espíritu Alemán.

Dilthey - La gran música alemana Dilthey - La gran música alemana

Dilthey - La gran música alemana

Su visión de la historia del hombre “como historia de una cultura imputable a un espíritu nacional”, como afirma Blas Matamoro en su prólogo, le llevó a profundizar en ese Espíritu Alemán, que él no concibe nunca (y la puntualización es importante) de forma excluyente, pues, a su entender, las naciones se conforman por el triple principio de herencia, mestizaje y autonomía. Y en ese Espíritu, lógicamente, la música.

Matamoro recopila textos diversos, escritos al parecer entre 1906 y 1907, que nunca formaron parte de las ediciones oficiales del filósofo, y los arregla para un lector de hoy, agrupando lo disperso, completando las discontinuidades y aliviando la redacción de cierta “pompa imperial”, por lo que el resultado añade al carácter fragmentario de los originales la intervención decisiva del editor.

Parte el libro del coral alemán como elemento conformador de una música germánica que se define a partir de Bach y Haendel como “el arte de la interioridad”, lo que habría asegurado su triunfo sobre la extravertida música latina, y aquí es inevitable advertir que Dilthey mira desde el siglo XIX, con el dominio apabullante del sinfonismo centroeuropeo en la cultura europea.

Schütz, Bach, Haendel, Haydn, Mozart y Beethoven son los peldaños que llevaron a la música alemana a la cúspide. Dedicando especial atención a Bach y Mozart, Dilthey/Matamoro busca siempre en la música el latido expresivo de ese mundo interior, y en la elección de las obras comentadas (están, por ejemplo, el Fígaro y el Don Juan de Mozart, pero no Così) se adivina el método empleado: escoger lo que confirma la tesis inicial, pero no lo que la desmiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios