Motociclismo

El equipo Márquez echa a rodar

  • La escudería Repsol Honda se presenta con el actual campeón del mundo y su hermano como gran apuesta

Marc Márquez y su hermano se saludan en la presentación del equipo Repsol Honda.

Marc Márquez y su hermano se saludan en la presentación del equipo Repsol Honda. / m. g.

Marc y Álex Márquez ya son oficialmente los primeros hermanos pilotos de fábrica en una de las escuderías más potentes del campeonato del mundo de motociclismo, la del Repsol Honda Racing Corporation (HRC), con la que se presentaron oficialmente en Yakarta (Indonesia).

Entre ambos suman diez títulos mundiales, ocho de Marc Márquez, los de 125cc (2010), Moto2 (2012) y MotoGP (2013, 2014, 2016, 2017, 2018 y 2019) y los dos de Álex, en Moto3 (2014) y Moto2 (2019), pero sus objetivos para la temporada que comenzará el 8 de marzo, en el Gran Premio de Qatar en el circuito de Losail, serán muy distintos. Marc es el vigente campeón y por tanto su único objetivo es renovar el título mundial. De conseguirlo igualaría las coronas del italiano Valentino Rossi, su gran rival en pista -también con el transalpino Carlo Ubbiali y el británico Mike Hailwood-, mientras que su hermano tendrá que mostrar una rápida adaptación a la nueva moto y categoría para estar habitualmente entre los diez mejores.

Ambos hermanos cumplen contrato a final de año y otros equipos ya han tentado a Marc

"Empezamos el año con nuestro objetivo muy claro", señaló el mayor de los Márquez, que añadió: "Junto con HRC y Repsol hemos logrado cosas increíbles; continuar con este éxito es una gran fuente de motivación para mí y por ello estoy ansioso por empezar otra temporada y competir nuevamente".

Tanto el uno como el otro tienen contrato vigente sólo para 2020 con HRC. Marc Márquez lo tiene que renovar tras haber ganado seis títulos mundiales de MotoGP con el fabricante japonés y ello ya es argumento más que suficiente como para que la marca ponga todo su esfuerzo sobre la mesa para mantenerlo en el equipo. Una primera muestra de aproximación bien podría ser la decisión tomada en el fin de semana del Gran Premio de la Comunidad Valenciana de contratar a su hermano, Álex, tras el precipitado anuncio de retirada en ese mismo escenario de quien era por entonces su compañero de equipo, Jorge Lorenzo.

Marc Márquez es objeto de deseo de casi todas las fábricas, salvo Yamaha, que anunció sus planes de futuro con Maverick Viñales y Fabio Quartararo a partir de 2021, siendo tentado por Ducati, Suzuki y KTM, por lo que Honda echará el resto para mantener en sus filas al vigente campeón y dominador incuestionable de la categoría reina del motociclismo mundial.

Por contra, la posición de Álex es bien distinta y durante este año tendrá que ganarse el puesto. Su principal reto no es otro que adaptarse lo más rápidamente posible a la siempre complicada de conducir Honda RC 213 V, aunque nadie duda de que, al menos hasta que empiece el campeonato, tendrá la inestimable ayuda de su hermano, el campeón, para conseguirlo. "Sé que hay mucho trabajo por hacer y muchas cosas que conseguir en este 2020. Intentaré mejorar y aprender todos los días para hacer una gran temporada, aunque paso a paso. Es un privilegio ser parte de la familia Repsol Honda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios