FC Barcelona-Slavia de Praga | Champions League El Barça, obligado a vencer y convencer

  • Los azulgrana confían en mejorar su imagen ante el Slavia para encarrilar el pase hacia los octavos de final

Ernesto Valverde, técnico azulgrana, al fondo, mira el reloj antes de empezar el entrenamiento. Ernesto Valverde, técnico azulgrana, al fondo, mira el reloj antes de empezar el entrenamiento.

Ernesto Valverde, técnico azulgrana, al fondo, mira el reloj antes de empezar el entrenamiento. / alejandro garcía / efe

Tras su sonrojante derrota en el Ciutat de Valencia ante el Levante (3-1) en Liga, el Barcelona tiene una oportunidad hoy de rehabilitar su imagen contra el Slavia de Praga, al que recibe en la cuarta jornada de la Liga de Campeones con el objetivo de encarrilar su clasificación para los octavos.

Los azulgrana siguen invictos en esta Champions (dos victorias y un empate) y colideran la competición doméstica, pero su fútbol dista mucho del que se espera de un equipo plagado de estrellas que aspira, una temporada más, a pelear por todos los títulos en los que participa.

Ya acabaron pidiendo la hora hace dos semanas en Praga, donde sufrieron lo indecible para derrotar al Slavia a domicilio (1-2). También tuvieron que sudar tinta para doblegar al Inter en el Camp Nou (2-1) y salieron vivos de milagro de Dortmund (0-0). Que el Barça está jugando con fuego desde hace semanas es una obviedad que hasta jugadores como Ter Stegen o Griezmann han reconocido, por mucho que su técnico, Ernesto Valverde, insista en negar la evidencia, al menos en público, una y otra vez.

Tendrán los azulgrana una nueva oportunidad de subir el nivel -algo necesario si se quiere ir con garantías por Europa- ayudados por su condición de locales, pues el juego del equipo sube algunos enteros cuando el partido se disputa en el Camp Nou.

Lo hará, no obstante, sin su nueve titular, Luis Suárez, que se lesionó en el soleo ante el Levante, y presumiblemente, un partido más, sin el central Umtiti, que sigue recuperándose de los problemas que arrastra hace tiempo en la rodilla izquierda.

El puesto de Luis Suárez en el once debería ser para Ousmane Dembélé, a quien Valverde no convocó para el último partido de Liga. El resto del once será el habitual, por lo que Jordi Alba y Sergio Busquets recuperarán la titularidad en detrimento de Sergi Roberto y Arturo Vidal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios