fútbol | liga de campeones Europa desafía a la Premier

  • La nueva edición de la Champions servirá para calibrar la estabilidad en las alturas del fútbol inglés, después del dominio con el Liverpool y el Tottenham

  • Los 'colosos', siempre al acecho

Salah celebra su tanto de penalti frente al Tottenham en el Wanda Metropolitano. Salah celebra su tanto de penalti frente al Tottenham en el Wanda Metropolitano.

Salah celebra su tanto de penalti frente al Tottenham en el Wanda Metropolitano. / Efe

La puesta en escena de una nueva edición de la Liga de Campeones va a calibrar la estabilidad en las alturas del fútbol inglés, que el pasado año protagonizó un cambio de orden en el fútbol continental y apartó al español del absolutismo que había ejercido en el último lustro.

Un giro se produjo en la última edición. Inglaterra derribó el dominio de España en el torneo. Dos representantes de la Premier, el Liverpool y el Tottenham, jugaron por el título en el Metropolitano. El relevo había llegado. En el lustro previo al nuevo emerger inglés el Real Madrid, el Barcelona y el Atlético Madrid acaparaban los momentos estelares de la competición. El conjunto blanco, de hecho, alimentó notablemente su historial con cuatro de cinco títulos, dos de ellos con el Atlético como subcampeón. El Barcelona fue el otro que alcanzó el éxito.

El Liverpool salió vencedor de la final de Madrid para elevar a seis su número de coronas. Una menos que el Milan, del que hace tiempo no hay noticias en el torneo, y siete por debajo del Real Madrid, de largo el más laureado. La próxima semana irrumpe en el calendario el gran objeto de deseo de los equipos del Viejo Continente. Todos parten desde cero. Y los candidatos, de entrada, son los mismos de cada ocasión. Los grandes colosos, con fuerte músculo económico y planteles de renombre apuntalan cada año su grupo de futbolistas para culminar el año con un trofeo que al final solo conquista uno.

La meta está situada este año en el estadio Olímpico Atatürk de Estambul, el 30 de mayo. Treinta y dos equipos inician la carrera con la fase de grupos. Con cuatro representantes, España (Real Madrid, Barcelona, Atlético Madrid y Valencia), Inglaterra (Manchester City, Liverpool, Chelsea y Tottenham), Italia (Juventus, Nápoles, Atalanta e Inter) y Alemania (Bayern Múnich, Dortmund, Leipzig y Bayer Leverkusen).

Tres presenta Francia (PSG, Lille y Lyon) y dos Rusia (Zenit San Petersburgo y Lokomotiv Moscú) y Bélgica (Brujas y Genk). Uno tienen Turquía (Galatasaray), Grecia (Olympiacos), Serbia (Estrella Roja), Ucrania (Shakhtar Donetsk), Croacia (Dinamo Zagreb), Austria (Salzburgo), República Checa (Slavia Praga), Portugal (Benfica) y Holanda (Ajax).

Clásicos como el Manchester United, el Arsenal, el Milan, el Oporto o el Celtic, entre otros, forman parte de las ausencias ilustres de la edición venidera de la Liga de Campeones, que el año pasado disfrutó de la irrupción del Tottenham, al final subcampeón, y de la frescura del nuevo Ajax. El torneo irrumpe con fuerza. De entrada, choques llamativos en la primera jornada, en la que sobresale el duelo en el Parque de los Príncipes entre el PSG y el Real Madrid.

En la cita no estará Neymar, que arrastra una sanción de la temporada pasada, y probablemente tampoco Mbappe, lesionado. Thomas Tuchel, una vez conseguida la estabilidad con la continuidad del brasileño, podrá recurrir a Cavani e Icardi, uno de los fichajes de este curso. Parisinos y madrileños son los favoritos para las dos primeras plazas del Grupo A que completan el Brujas y el Galatasaray, el equipo que con más futbolistas se ha remozado.

El campeón, el Liverpool, inicia la defensa de su corona en Italia. Visita al Nápoles en San Paolo en otro de los choque grandes de la sesión de apertura. El Salzburgo y el Genk belga se miden en el otro choque del Grupo E. El torneo está a punto de convertirse en una obsesión para el Barcelona, eliminado dramáticamente en los últimos años. El conjunto de Ernesto Valverde visita al Borussia Dortmund en el Signal Iduna Park en la puja por el domino del Grupo F que también conforman el Inter, de regreso a la Champions, y el Slavia Praga.

La primera jornada va a calibrar la estabilidad del Chelsea, condicionado por la prohibición a fichar, y el Valencia, sumido en una agitación institucional casi permanente. Se miden en Stanford Bridge dentro del Grupo H en el que también está el atractivo Ajax y el Lille, revelación de la Ligue 1 el curso anterior.

Con aires de revancha va a recibir el Atlético Madrid a la Juventus. El campeón italiano que lidera Cristiano Ronaldo visita el Metropolitano, de donde salió derrotado el curso pasado aunque después remontó. Son los grandes aspirantes del Grupo D cuyo cuarteto completan el Bayer Leverkusen y el Lokomotiv Moscú.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios