Vela

Alabáu continúa al mando

  • La sevillana logra un quinto y un segundo puestos que la mantienen a la cabeza. Aventaja en 5 puntos a la polaca Klepacka y en 8 a la israelí El-Korsitz.

La windsurfista sevillana Marina Alabáu sigue en cabeza de la clasificación de RS:X femenina tras la disputa de seis de las diez mangas de las series clasificatorias, teniendo este viernes la primera jornada de descanso.

Marina Alabáu firmó una quinta y una segunda posiciones en su tercera jornada de competición en Londres 2012. Tras la disputa de seis mangas, el primer parcial de ayer se convierte en su descarte provisional, con lo que se queda con cinco podios parciales. Acumula una renta de cinco puntos sobre la polaca, Zofia Noceti-Klepacka, que en la jornada de ayer logró dos primeros para escalar al segundo lugar. Con ocho puntos más que la sevillana, a la tercera plaza cayó la israelí Lee El-Korsitz, tras sumar un segundo y un undécimo, que es su descarte.

La pentacampeona europea hizo autocrítica tras su papel en la primera manga: "He salido mal, a los 30 segundos de empezar estaba en un sitio que no me gustaba con la británica, así que he corrido la línea y me he metido en el primer hueco que he encontrado, y luego me he dado cuenta de que allí estaba la israelí, así que me he ido de Guatemala a guatepeor. Luego he podido remontar dos puestos y he terminado quinta".

En la segunda prueba, Alabáu salió "bastante bien respecto a la flota y un poco mejor que la polaca", según explicó a su finalización. "Cuando ella ha virado yo también lo he hecho y hemos ido a la par. Sabía que el viento se iba a ir a la derecha por las nubes, pero llegando al segundo pase de barlovento el viento bajó, y cuando esto ocurre las tablas perdemos ángulo, por lo que no he podido coger la boya y allí he perdido la oportunidad, en la tercera ceñida no he podido pasarla ya", analizaba.

La windsurfista española, que es líder en la clase RS:X desde el primer día, es consciente de que "cinco puntos de ventaja no son nada", aunque está contenta "por tener un descarte bueno". También mostró su preocupación por la polaca: "Ha logrado dos primeros. Se ha despertado y es peligrosa, ahora más que la israelí".

En la clase Finn, Rafa Trujillo volvió a quedar muy descolgado en la primera regata, acabando en decimoquinta posición, tras ir situado en las segundas y terceras posiciones durante prácticamente toda la prueba. En la última popa sufrió otra avería, la tercera ya del presente campeonato, cuando se le rompió el grillete que sujeta la trapa (limitador de la altura de la botavara en rumbos abiertos).

"El nudo de la escota, el timón y ahora esto, y siempre cuando voy delante. Ya no sé cómo llamarlo a esto. Si fuera que no cuido el material vale, pero no es el caso", declaraba el gaditano visiblemente enfadado.

En la siguiente manga se desquitó demostrando su poderío con un triunfo parcial con ventaja sobre el segundo clasificado, el holandés Jonas Hogh-Christensen, que lidera la tabla con tres puntos de renta sobre el británico Ben Ainslie. Un consuelo menor aunque consuelo al fin y al cabo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios