fútbol 3 liga santander

El Barça debe reaccionar

  • Los de Luis Enrique necesitan ganar al Villarreal para no complicarse más su futuro

  • El Madrigal acogerá su primer partido con nuevo nombre

Digne, Rafinha, Rakitic, Messi y Busquets, durante el entrenamiento en la ciudad deportiva Joan Gamper. Digne, Rafinha, Rakitic, Messi y Busquets, durante el entrenamiento en la ciudad deportiva Joan Gamper.

Digne, Rafinha, Rakitic, Messi y Busquets, durante el entrenamiento en la ciudad deportiva Joan Gamper. / Alberto Estévez / efe

El Barcelona ni se puede despistar ni puede ceder más para no complicarse su futuro liguero, y necesita ganar hoy al Villarreal en un exigente escenario que, sin embargo, se le suele dar bien.

Después de iniciar el año con una derrota copera en San Mamés (2-1), los de Luis Enrique afrontan otro partido complicado. Esta vez sin red y en Villarreal, en un encuentro en el que los azulgrana no pueden ceder más si no quieren alejarse más de la cabeza de las clasificación.

Por todo ello, y pese al partido copero del miércoles en el que se jugará su supervivencia, Luis Enrique seguramente volverá a contar con sus mejores hombres para este duelo.

El Madrigal lucirá un nuevo nombre, que se dará a conocer horas antes del partido con un espectáculo visual proyectado sobre la fachada del Fondo Sur del estadio que empezará a las 18:30. El acto contará con la presencia del presidente de la Liga, Javier Tebas, la directiva del Villarreal, encabezada por el presidente del club, Fernando Roig, y el alcalde de la localidad, José Benlloch.

Con independencia de cómo se llame, es un escenario que se le da bien al Barça. Contando enfrentamientos coperos, los azulgrana han ganado seis partidos y han logrado tres empates en los últimos nueve encuentros disputados. Su última derrota data de la temporada 2007-08, cuando el equipo entonces entrenado por Frank Rijkaard cayó por 3-1. Pero el actual Villarreal es un conjunto muy fiable en casa, donde esta temporada ha conseguido seis victorias, un empate y sólo ha cedido una derrota.

El único cambio factible en el once que presentó Luis Enrique en San Mamés es el de Mascherano por Umtiti en el eje defensivo. El asturiano también se podría plantear hacer algún cambio en la medular, seguramente en la posición que Rakitic, para darle minutos a Andre Gomes o a Denis Suárez.

En el resto de posiciones no se prevén más modificaciones, pese a que Jordi Alba no estuvo muy lúcido en la acción que propició el segundo gol de los bilbaínos. Así, Sergi Roberto ocupará el lateral derecho y Alba, el izquierdo. En el eje defensivo Mascherano suplirá a Umtiti y acompañará a Piqué.

Busquets será el compás del Barça por detrás de Iniesta. La tercera posición de la medular, con Rakitic, Andre Gomes y Denis Suárez como opciones, es la que está en disputa, mientras que en la delantera el tridente Messi, Suárez y Neymar es incuestionable.

Por su parte, el cuadro castellonense buscará afianzarse en la zona de Liga de Campeones. Como el Barcelona, el Villarreal comenzó el año con una derrota en la Copa del Rey, en su caso frente a la Real Sociedad. Será el primer partido que se juegue bajo la nueva denominación del estadio, cuyo nombre se dará a conocer apenas unas horas antes de su inicio.

En el capítulo deportivo, el Villarreal sigue contando con las bajas de los lesionados Soldado y Cheryshev, aún en fase de recuperación, pero la buena noticia es que podrá contar con Bruno Soriano y Víctor Ruiz, si bien el primero, al igual que Pato, deberán esperar hasta momentos antes del partido para ver si están en perfectas condiciones físicas.

El entrenador del cuadro castellonense, Fran Escribá, no da a conocer la lista de convocados en los partidos en casa, por lo que hasta justo antes del partido no se conocerán los descartes ni las bajas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios