Deportes

El Barça, sancionado hasta el verano de 2015 sin poder fichar

  • La FIFA ha castigado al club por cometer infracciones en fichajes de menores de 18 años. La RFEF ha sido multada con 410.000 euros por el mismo motivo. El club anuncia que recurrirá.

Comentarios 20

La Comisión Disciplinaria de la FIFA ha sancionado al FC Barcelona y a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por infracciones relacionadas con el traspaso y la inscripción de jugadores menores de 18 años, castigando al club azulgrana con la prohibición de realizar traspasos tanto nacionales como internacionales durante dos temporadas consecutivas completas y una multa de 450.000 francos suizos (370.000 euros).

 "Se constató que la RFEF y el FC Barcelona habían violado varias disposiciones relativas al traspaso y la primera inscripción de menores de nacionalidad extranjera en el club, así como otras normas relativas a la inscripción y participación de ciertos jugadores en competiciones nacionales. Las investigaciones versaron sobre varios menores inscritos en el club que participaron en torneos con el equipo durante varias temporadas entre 2009 y 2013", anunció la FIFA a través de un comunicado.

Según recuerda el organismo, el artículo 19 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores establece que los traspasos internacionales de jugadores solo se permiten cuando el jugador tiene más de 18 años. No obstante, el citado artículo establece que los traspasos internacionales de menores están permitidos exclusivamente en tres supuestos, si bien estas excepciones solo se conceden previa evaluación del caso por parte de la subcomisión de la Comisión del Estatuto del Jugador.

En este sentido, la Comisión Disciplinaria recalcó que la protección de menores de edad en el ámbito de los fichajes internacionales es "una cuestión de trascendencia social y legal que afecta a todas las partes interesadas del fútbol". "Por encima de todo, la comisión subrayó que, si bien en casos concretos un fichaje internacional puede impulsar la carrera deportiva de un futbolista joven, es muy probable que esta práctica perjudique al menor. Sobre la base de este análisis, la comisión decidió que el interés de velar por el desarrollo apropiado y saludable de un menor en todos los aspectos de su vida prevalece sobre los intereses meramente deportivos", apuntó la FIFA.

El organismo recalcó que se toma "muy en serio la protección de los menores en el fútbol", cuestión que representa "uno de los pilares incluidos en el acuerdo entre la FIFA, la UEFA y la Comisión Europea en 2001". "La Comisión Disciplinaria es consciente de que, sin los controles adecuados, los futbolistas jóvenes pueden ser vulnerables a explotación y abusos en un país extranjero. Por este motivo, los órganos rectores del deporte y, en especial, la FIFA, consideran aún más importante la protección de los menores en el fútbol", detalló. De esta forma, la Comisión Disciplinaria dice haber "constatado que el FC Barcelona infringió el artículo 19 del reglamento con diez futbolistas menores de edad y cometió otras violaciones respecto a otros jugadores". Estas actuaciones del club azulgrana constituyen "infracciones graves" que han provocado la doble sanción, así como la obligación de "regularizar la situación de todos los jugadores menores afectados" en un plazo de 90 días.

Por otra parte, la Comisión Disciplinaria ha determinado que "la RFEF también violó el artículo 19 y otras disposiciones relativas a la transferencia y primera inscripción de algunos menores". Por ello, ha decidido imponerle a la federación española una multa de 500.000 francos suizos (410.00 euros) y se le ha concedido un periodo de un año para que modifique su marco regulatorio y el sistema de traspasos de menores vigente.

El Barça presentará recurso de apelación y llevará el caso al TAS 

El Barcelona presentará un recurso de apelación ante la FIFA y, llegado el caso, someterá la resolución resultante al arbitraje del Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), a raíz de la sanción. En un comunicado, la entidad catalana informa de que solicitará las oportunas medidas cautelares que preserven "los derechos del club". La defensa del Barcelona, en un comunicado de catorce puntos, se centra en el modelo de su residencia de jóvenes jugadores de La Masia y en la protección de los menores. "La norma supuestamente infringida tiene como finalidad la protección de menores ante las actuaciones de clubes deportivos que incorporan a menores sin garantizar los derechos de formación y atención que el Barcelona sí que se desarrolla en el modelo de La Masía", asegura el club azulgrana. 

Recuerda que el citado modelo incorpora "programas de formación educativa, estancia, manutención, asistencia médica, atención a las necesidades de los menores y planes de desarrollo deportivo", por lo que el Barça considera que "forma personas antes que deportistas", algo que la FIFA no ha considerado por lo que aplica "un criterio sancionador ignorando la función educativa de nuestro problema de formación". Asegura el club que todos los jugadores "han tenido en orden y al día" sus licencias federativas, según las exigencias de las diferentes federaciones y recuerda que la RFEF también ha sido sancionada por los fichajes internacionales de menores. "Algunos de los jugadores afectados por el expediente de la FIFA han sido incluso convocados por la Federación Catalana de Fútbol para participar en los campeonatos autonómicos con la selección catalana", insiste el Barça. 

Además el club azulgrana informa de que desde el momento en el que la FIFA incoó el expediente "las licencias federativas de los jugadores fueron retiradas y éstos no han vuelto a participar en partidos oficiales", por lo que "no se ha producido una participación deportiva no reglamentaria de ninguno de ellos". Tampoco el Barça, según añade, ha incumplido ninguna legislación civil, así como que todos los menores son "residentes legales" en el país. "Los jugadores que por orden de la FIFA han visto anuladas sus licencias federativas han tenido la opción de continuar en el club, que mantiene con ellos su compromiso de velar por su formación educativa, con el objetivo de que no sufran perjuicios sociales, pese a que no pueden jugar", asegura el Barça. 

En la búsqueda de soluciones, el club catalán ya planteó ante la FIFA "desde hace tiempo y en diferentes ámbitos", la necesidad de revisar la reglamentación para proteger de manera más eficaz a los menores. "Nuestro modelo de formación siempre ha recibido el reconocimiento explícito de la FIFA y La Masia siempre ha sido puesta como ejemplo de buenas prácticas", concluye la entidad catalana, que recuerda que los tres candidatos al Balón de Oro en 2011 (Messi, Iniesta y Xavi) "son un ejemplo del reconocimiento de la FIFA a nuestros procedimientos de formación deportiva". Además, el Barça añade que el modelo de formación "ayuda a las familias de muchos jugadores en su integración y en su crecimiento social". "Solo en Cataluña, se estima en 15.000 la cifra de jugadores menores de edad inscritos federativamente, que estarían en situación irregular por haber nacido fuera de España, según los criterios de la FIFA en su expediente sancionador", concluye el club catalán. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios