Deportes

El Betis Deportivo se despide con orgullo

Julio Gracia disputa un balón aéreo ante un jugador del Badajoz. Julio Gracia disputa un balón aéreo ante un jugador del Badajoz.

Julio Gracia disputa un balón aéreo ante un jugador del Badajoz. / JUAN CARLOS VÁZQUEZ

A pesar de que amanecía ya descendido tras la victoria cosechada por el Córdoba B en la noche del sábado, el Betis Deportivo tiró de orgullo para vencer a un aguerrido Badajoz en la Ciudad Deportiva Luis del Sol (3-1). Más de cuatro autobuses de aficionados acompañaron hasta Sevilla al cuadro pacense, que, a diferencia del filial heliopolitano, sí se encuentra todavía inmerso en la batalla por la salvación.

Esa presencia extremeña en el graderío fortaleció a los visitantes, que fueron muy superiores en los primeros 25 minutos. Fiel a su estilo, el equipo de José Juan Romero se esforzaba salir con el balón controlado, pero la altura posicional del Badajoz hacía que los béticos no atravesasen la divisoria. Una vez forzaban la pérdida, los visitantes buscaban inmediatamente a Álex Rubio, que dio un auténtico clínic jugando de espaldas a portería. Después de varios avisos llegó el tanto de Guzmán Casaseca (21'), que después de una pared con el propio Rubio batió a Luque y adelantó al Badajoz.

Respondió minutos después el Betis Deportivo, que encontró a Rober González entre líneas, teniendo éste por primera vez la posibilidad de girar. El joven conectó con Uche, que luego centró raso hacia un Iván Navarro que no pudo resolver (24'). Tras esa ocasión llegaron los mejores minutos del Betis Deportivo, que comenzó a crecer y obligó a su rival a dar un paso atrás. Y en esas apareció Julio Gracia, que acabaría siendo el mejor jugador del encuentro. Llegaron los acercamientos y la insistencia bética no tardó en obtener recompensa.

En el 34', el pacense Torres derribó en el área a Rober y el colegiado no dudó en señalar una pena máxima que transformó el propio Rober. La superioridad del filial continuó tras el 1-1, pero fue después de la reanudación cuando deshizo la igualada. En el 48', Gracia desbordó a un rival y cruzó una pelota espectacular hacia Abreu, que desde la derecha asistió a Uche para que éste adelantase a los de Romero. Sólo un minuto más tarde, un centro desde el otro costado acabó en otro penalti e Iván Navarro convirtió el definitivo 3-1. Ruano pudo acortar distancias en el 66, y los béticos pudieron golear tras la expulsión de Gabri (69'), pero el marcador ya no se movió.

La victoria no sirve de nada a un Betis Deportivo descendido. "Hay que analizar los errores que hemos cometido este año", recapacitó Romero tras el encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios