Derbi juvenil

Betis y Sevilla firman las tablas (0-0)

  • El equipo de Alejandro Acejo, que fue superior al conjunto heliopolitano, permanece en el liderato del Grupo IV

  • El bético Fernando, con paradas cruciales, fue la individualidad más destacada

El bético Diego Esteban intento zafarme del sevillista Jaime. El bético Diego Esteban intento zafarme del sevillista Jaime.

El bético Diego Esteban intento zafarme del sevillista Jaime. / Juan Carlos Muñoz

Existía una gran expectación en torno al derbi entre los juveniles de Betis y Sevilla. Y los muchachos no defraudaron. Discutieron cada balón sin treguas, durante los 93 minutos que duró el envite, aunque finalmente firmaron el reparto de puntos. Los blanquirrojos, que gozaron de muchos más acercamientos de peligro, continúan líderes del Grupo IV.

Arrancó mucho mejor el equipo de Alejandro Acejo, que durante gran parte del primer acto forzaron pérdidas a media altura de un Betis que se negaba a rifar la pelota. Esos robos sevillistas precedían a embestidas casi se tradujeron en repetidos saques de esquinas. Y así fue como los visitantes más hicieron trabajar a Fernando.

De hecho, el meta verdiblanco fue crucial para que el marcador llegase igualado al ecuador. Ya en el primer minuto tuvo que salir a tapar un remate de Iván Romero, que remató solo en el segundo palo. Algo después fue un poderoso testarazo de Valentino el que le obligó a sacar una mano salvadora. La parada fue aplaudida en el graderío heliopolitano, pero los de casa no respondían.

Cumplida la media hora de juego, Juan Andrés gozó de una de las más claras para el Sevilla. Con la zaga bética saliendo tras una acción balón parado, Jaime recuperó en el balcón del área y el atacante tomó la espalda de Vergara para quedarse mano a mano con el portero, pero remató fuera por poco. La única contestación local llegó en una jugada de estrategia. Geovanni se impuso a su marcador, pero acabó cabeceando por encima del marco de Alfonso.

El paso por vestuarios, sin embargo, cambió las tornas. El Betis salió de ellos enchufado y lanzó más de un aviso. Jugadores como Baena o Eric, desaparecidos en la primera mitad, empezaron a aparecer para darle a los verdiblancos la profundidad que no habían tenido hasta el momento.

A los 63 minutos, el propio Baena desperdició la mejor oportunidad de todo el encuentro. Tras un error sevillista, el equipo de Pablo del Pino desplazó rápidamente el balón hacia el costado izquierdo, donde doblaba Calderón. El centro raso del lateral dejó el 1-0 en bandeja a Baena, pues Alfonso estaba ya vencido, pero éste no remató adecuadamente.

No obstante, el Sevilla, que durante ese tramo estuvo algo adormilado, reaccionó con jerarquía, volviendo a poner a Fernando en aprietos en el cuarto de hora final. Primero abortó con una doble parada a los intentos consecutivos de Casas y Cristóbal. Y unos minutos después, hizo lo propio ante un libre directo lanzado por Jaime. Cuando el esférico ya soplaba hacia la red, el cancerbero metió los dedos para hacer que se estrellase en el larguero.

Tanto béticos como sevillistas pudieron llevarse el gato al agua, aunque fueron los visitantes quienes acumularon más llegadas de peligro. De cualquier modo, el empate deja la tabla tal y como estaba al comienzo de la jornada, con ambos equipos en los dos primeros lugares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios