Superliga Iberdrola El Cajasol Juvasa logra la permanencia en la élite otro año más

  • El conjunto nazareno cayó en Sant Cugat por 3-1, pero se aprovechó de la derrota del Elche en Menorca para sellar su salvación 

La cajista Winderlys remata ante el bloqueo rival. La cajista Winderlys remata ante el bloqueo rival.

La cajista Winderlys remata ante el bloqueo rival. / M.G.

El Cajasol Juvasa se volvió de vacío de su visita al Sant Cugat, rival directo ante el que buscaba sellar la permanencia, al perder por 3-1, pese a ganar el primer set, pero logró el ansiado objetivo de la permanencia en la Superliga aprovechándose de la derrota del Elche ante el Menorca.

La salvación del conjunto nazareno ya es matemático, por lo que las de José Manuel González, Magú, tendrán un final de campeonato tranquilo, pues los descendidos son, a falta de dos jornadas para la conclusión de la fase regular, el Emevé y el citado cuadro alicantino, que cedió por 3-1 en tierras baleares.

Pero el equipo sevillano se desplazó hasta Cataluña con la idea de no mirar a otros marcadores y con la convicción de lograr su tercer triunfo consecutivo.Y empezó bien, llevándose el primer parcial por 20-25 con Winderlys y Paola Martínez liderando el ataque y con María Figueroa haciéndose fuerte en el bloqueo.

Las tornas cambiaron en el segundo parcial, con las locales mucho más certeras en el bloqueo, gfaceta econ la que lograron cinco puntos por ninguno las visitantes. Sólo Paola Martínez mantuvo el tipo con sus remates, pero los errores en recepción impedían a las de Dos Hermanas construir buenos ataques y el sant Cugat abrió brecha con los puntos de Alcalde y Ponte para empatar el choque con un claro 25-17.

El tercer set resultaría clave. La igualdad se mantuvo siempre en el marcador. Las nazarenas echaron en falta un bloqueo más potente y, pese a los puntos de Paola Martínez, acabaron cediendo por 26-24.

El Cajasol acusó el golpe y en la cuarta manga las catalanas llevaron siempre la delantera, con Ponte liderando el ataque local ante un rival que empezaba ya a mirar el resultado de Menorca. Al final, tristeza por la derrota, pero felicidad por cumplir con el objetivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios