Deportes

Castro, de cruz a Cruz

  • El presidente del Sevilla, exultante por el momento, anuncia la vuelta del director general a partir del 1 de mayo. El que fuera gran ejecutivo con Del Nido no será consejero esta vez.

Comentarios 3

Un sevillanísimo tópico reza que, cuando el azahar florece y resuenan por las calles las bandas musicales de los cortejos procesionales, los equipos de la ciudad descarrilan, se desinflan. Pero José Castro, presidente del Sevilla, realizó la ofrenda floral en San Benito convencido de que el sino de su club será bien distinto en este mes de temporada que tiene por delante. "Hace unos años, cuando llegaban los tambores, era el declive del equipo y ahora cuando llegan los tambores se habla de un momento dulce, de buen juego, de cuarto puesto, de unas semifinales de Europa...".

Castro disfruta del momento: la clasificación europea en el bolsillo, a dos partidos de una final continental y con posibilidades de acabar incluso en Champions. El Lunes Santo acudió al Polígono de San Pablo para su primera ofrenda floral como presidente. Y este martes acudió a la hermandad del barrio de La Calzada, junto con el vicepresidente José María del Nido Carrasco y el consejero Enrique de la Cerda. Allí atendió a los medios, como era costumbre de su antecesor en el cargo. Y dio una noticia de enjundia: la vuelta, a partir del próximo 1 de mayo, de José María Cruz a su puesto de director general del Sevilla.

Finalmente, el paso atrás del que fuera máximo ejecutivo de la entidad en la época dorada de los seis títulos se lo ha pensado. Regresará, eso sí, sólo como empleado cualificado. No será consejero. Castro se congratula de su regreso: "Soy un hombre de palabra, quienes me conocen lo saben. Siempre dije que quería que José María Cruz estuviera en mi proyecto y el próximo 1 de mayo se incorporará a la dirección general del Sevilla FC. Nunca lo había dudado, siempre ha habido conversaciones… Tenemos un momento de bonanza, un momento dulce en juego y resultados, pero eso siempre viene de un trabajo realizado antes. Eso es lo que queremos, seguir trabajando y que la entidad esté solidificada, fuerte y estructurada para soportar los vaivenes del fútbol cuando lleguen los malos resultados. Cruz va a aportar mucho a la entidad, con la experiencia, la seriedad y el prestigio que tiene en la LFP y la UEFA. Creo que nos va a aportar muchas cosas. Nunca he dudado que entrara y de hecho aquí está. Ha sido una cuestión de tiempo".

Loarte, el sello propio

No fue la única noticia que Castro dio a la prensa mientras bullía la gente alrededor de los tres pasos de San Benito. También confirmó que Ramón Loarte será el nuevo director de mercadotecnia. Será el relevo de Manuel Vizcaíno, la mano derecha de Del Nido y cuyas competencias iban mucho más allá del marketing. En este caso, Loarte será un profesional circunscrito a su labor. Castro ha impuesto un continuismo, pues, con matices, con su sello. "Cuando me hice cargo de la presidencia, dije que deseaba una transición tranquila, pero eso no evitaría seguir haciendo un consejo y unas estructuras propias". Y en ello está, legitimado además por la boyante marcha deportiva del primer equipo.

"Ramón Loarte viene con un currículum impresionante, llamado a revolucionar el club en marketing, porque tiene todos los ingredientes para que triunfe. Es una persona sevillista y muy capaz", aseguró Castro.

Ilusión desbordada

Cada vez se parece más el final de esta temporada al de aquella de 2006 que cambió el destino del Sevilla. Castro no disimuló su desbordante ilusión por los frentes abiertos. El primero, la semifinal europea: "El Valencia es un equipo difícil, pero también los eran el Benfica y la Juventus. Me hubiera gustado la vuelta en el Ramón Sánchez-Pizjuán, pero como no es así, se va a afrontar la eliminatoria con todas las ganas", consciente de que el equipo está "en un momento dulce que quiere prolongar hasta seguir consiguiendo objetivos, que no obligaciones", matizó.

Y no quiere el presidente sevillista que la clasificación de la Liga de Campeones se tome como algo de obligado cumplimiento. El Athletic, cuarto, tiene seis puntos de ventaja y además recibe a los sevillistas en San Mamés entre la ida y la vuelta de las semifinales de la Liga Europa. La empresa es complicada. Pero si el equipo de Emery es capaz de ganar los cinco partidos de Liga que tiene por delante, las puertas del cuarto puesto se le abrirán: "Quedan cinco partidos ilusionantes en los cuales tenemos que seguir confiando en ese buen momento de nuestro equipo. No depende de nosotros, depende de que pinche el Athletic, pero lo que sí vamos a estar es al acecho de la cuarta plaza".

Los rescoldos del derbi

José Castro, que ha venido manteniendo la adecuada y necesaria línea de concordia en las relaciones con el Betis, lanzó un mensaje con su miga cuando se le preguntó sobre el polémico derbi del pasado domingo en Heliópolis: "No quiero volver a valorar el derbi y menos los temas arbitrales, hay que respetar el estamento arbitral. Unas veces te dan y otras te quitan, pero lo que está claro es que al final de la temporada cada uno está en su lugar", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios