Segunda Divisón B | Sevilla Atlético

Duelo de necesidades en la visita del filial almeriense

  • El Sevilla Atlético confía en seguir la progresión tras un gran partido contra el Jumilla

Miguel Martín realiza un regate. Miguel Martín realiza un regate.

Miguel Martín realiza un regate. / Juan Carlos Vázquez

Con otra cara afrontarán los hombres de Luci su nuevo compromiso esta semana contra otro filial andaluz, el Almería B, un equipo que aguarda en su feudo con la clara necesidad de conseguir la victoria para salir de los puestos más bajos de la clasificación, objetivo que comparte con el conjunto franjirrojo.

La inyección de moral que supuso el partido contra el Jumilla en el seno del vestuario sevillista fue muy grande. De hecho, ya no sólo por el resultado sino por el juego, a los propios jugadores se les advertía en sus caras conforme el partido avanzaba que estaban disfrutando, por fin, con el juego de su equipo tras un comienzo de temporada desastroso. Juanpe, Mena y, sobre todo, Curro tiraron del carro en el último encuentro y demostraron que el Sevilla Atlético tiene calidad suficiente para dar guerra durante la temporada.

El Almería B ocupa la decimoséptima plaza en la clasificación, a tan sólo dos puntos del Sevilla Atlético, que es el equipo que marca la frontera de la salvación.Los almerienses son uno de esos rivales directos que tiene el Sevilla Atlético por la complicada lucha para evitar el descenso, y el partido será un gran termómetro para comprobar la capacidad de cada uno para ir saliendo de la zona caliente.

Además de llegar con la moral reforzada después de imponerse 3-1 al Jumilla, los hispalenses tratarán de confirmar todas esas sensaciones positivas que hicieron que la semana pasada todo el negativismo que rodeaba a los franjirrojos se esfumase y se empezase a pensar de manera diferente de cara al futuro.

Pese a la confianza, el equipo de Luci aún está sumido en una situación más que complicada y no puede caer en la relajación por el simple hecho de haber mostrado una gran imagen en el partido anterior, ya que tan sólo cuentan con 12 puntos en su casillero.

El rival del Sevilla llega con un pobre bagaje al encuentro ya que son el equipo más goleado de la competición con 19 goles recibidos, algo que tendrá que cambiar si no quiere que su destino esté abocado al descenso.

A pesar de que el Almería ganó su último partido como local, no ha vuelto a repetir el juego que desplegó en los albores del campeonato, cuando los hombres de Esteban Navarro sugirieron que podían convertirse en una de las revelaciones de este complicado y exigente Grupo IV de Segunda B.

Hacía varias temporadas que los filiales almeriense y sevillista no se veían las caras, pero el descenso de los blancos ha coincidido con el ascenso de los rojiblancos desde Tercera después de haber realizado una gran campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios