Fútbol femenino | Liga Iberdrola

Duro golpe para empezar

  • El Betis pierde en el descuento con un gol de Paloma en dudosa posición

Paula Perea intenta zafarse de la vigilancia de una jugadora local. Paula Perea intenta zafarse de la vigilancia de una jugadora local.

Paula Perea intenta zafarse de la vigilancia de una jugadora local. / Betis Féminas

Mal inicio del Betis Féminas, que se estrelló en su debut liguero contra el muro defensivo del Espanyol y acabó cayendo en el tiempo de añadido con un tanto de Paloma en posición un tanto dudosa.

Apenas se registraron ocasiones en la primera mitad. El dominio territorial correspondía al equipo que dirige María Pry, que se topaba una y otra vez con el poblado entramado defensivo local.

Aun así, las mejores opciones fueron béticas. La primera llegó en el minuto 15 tras una cesión de Elba sobre Mariajo. El malentendido estuvo a punto de significar el tanto verdiblanco. El Betis, sin demasiada fluidez, lo intentaba ante un rival que renunciaba descaradamente al balón.

La debutante Ana Romero también pudo inaugurar el marcador con un intencionado disparo lejano que se estrelló contra el travesaño. Y antes del descanso, Mariajo estuvo muy rápida en su salida ante Priscila Borja en la última llegada de cierto peligro de las verdiblancas.

Mejoró ligeramente el juego bético tras el descanso. En el minuto 51, Paula Perea pudo adelantar de nuevo al Betis, pero no acertó a empujar un buen servicio de Priscila. Pry movió el banquillo y dio entrada a Yiyi buscando mayor mordiente y acierto en los metros finales. Y la vallecana pudo estrenar el marcador visitante con un remate de cabeza que salvó Mariajo con una espectacular parada en el minuto 74.

Pero los cambios también mejoraron a un Espanyol inoperante en ataque durante gran parte del choque. De hecho, las locales tuvieron una gran ocasión en el minuto 85 en las botas de Eli del Estal. Acto seguido, en el 86, Marianela Szymanowski también se acercó al gol con un disparo que se marchó arriba.

El reparto de puntos parecía un hecho. Sin embargo, las locales se iban a adelantar a la contra con un tanto de Paloma, que, en posición muy dudosa, superaba a Erina Yamane por abajo. El gol ponía el epílogo a un encuentro gris de las verdiblancas, pero en el que no merecieron tanto castigo.

Así terminó la primera jornada de la Liga Iberdrola para el Betis, con un jarro de agua fría a escasos segundos de haber podido amarrar un punto. No pudo ser tampoco en esta ocasión en el feudo del Espanyol, que por tercer año consecutivo se le resiste a las pupilas de Pry, deseosas de pasar página.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios