sevilla f.c.

Eriksson sí confía aún en el mejor Romaric

  • El técnico de Costa de Marfil se reunió con él para llevarlo al Mundial · El Sevilla espera que la cita surafricana lo revalorice

Comentarios 8

Sven Goran Eriksson quiere darle la razón a la editorial Panini, que ha incluido a Romaric en su álbum del Mundial con la selección de Costa de Marfil. Muchos sevillistas hasta se mesarán de los cabellos al ver al polémico jugador en los cromos, junto a otras estrellas que estarán en Suráfrica. Pero lo cierto es que es casi seguro que, pese a su bajo rendimiento en el Sevilla esta temporada, más allá de sus devaneos con la Feria, Romaric estará en la cita de junio y podrá disfrutar de grandes partidos en el denominado grupo de la muerte, frente a Corea del Norte, Portugal y Brasil.

Lo raro sería no ver a Romaric en el Mundial, a pesar de que su indisciplina ya lo dejó fuera de la Copa de África. El prestigioso entrenador sueco ha llegado a Costa de Marfil haciendo borrón y cuenta nueva después del fracaso de los Elefantes en Angola y cuenta con uno de los jugadores con más carisma en su país. De hecho, justo antes de Feria, Eriksson se puso en contacto con el Sevilla para que le diera permiso a Romaric con el objeto de reunirse con él en Málaga, según revela el propio futbolista en su web personal. "Quería conocerme personalmente y preguntarme cómo me iba la temporada. Sabe que he tenido problemas con algunas lesiones y que no me fue fácil entrar en el equipo, tras comenzar de titular en Valencia", relata el futbolista. "Me preguntó que si puedo llevar el peso del equipo y yo estoy muy feliz porque él haya venido a verme", añade en otras declaraciones recogidas por la web globoesporte.com, que incluso habla de un nuevo contacto entre ambos hace apenas dos días.

La prensa y la afición marfileña están con la nueva política de Eriksson, que no tendrá en cuenta las graves desavenencias que tuvieron algunos jugadores con la Federación de Costa de Marfil por problemas de indisciplina. Vahid Halilhodzic, el anterior seleccionador destituido tras el fracaso de Angola, dejó a Romaric fuera de la Copa de África por saltarse el régimen de horarios y disciplina antes de un partido amistoso en Alemania, previo al torneo. Y esto causó una gran polémica en el país africano, donde Romaric conserva intacta su fama de jugador de talento y de personalidad dentro de un grupo que necesita de sus mejores hombres para no repetir una nueva frustración en una gran cita.

Sin embargo, Eriksson también está recibiendo presiones por parte de la prensa marfileña para que convoque para el Mundial a los 23 futbolistas según unos criterios que pasan, obviamente, por tener regularidad en sus clubes de origen y por estar en un buen estado de forma. Curiosamente, ninguna de estas dos premisas las está cumpliendo Romaric este curso.

El futbolista está motivado con ir al Mundial, lógicamente, pero eso no ha impedido que últimamente se haya dejado ir y haya vuelto a recuperar el peso que había perdido hace varios meses. Es más, ha quedado muy marcado por su falta a un entrenamiento durante la Feria y por su presunta visita al hospital Virgen Macarena aduciendo gastroenteritis. Para colmo, en Getafe su salida al campo coincidió con el desmoronamiento del equipo y eso ha acentuado el enfado de buena parte de la afición sevillista, que ya no está dispuesta a esperar más a un jugador cuya continuas salidas de tono ya cansan incluso dentro del club.

El Sevilla no quiere abundar en este aspecto. Desde el presidente hasta el entrenador han querido correr un tupido velo sobre el asunto de la Feria. Pero su actitud no ha cambiado por muchos mimos y vigilancia que haya recibido el futbolista en sus dos años como sevillista y parece que su etapa en Nervión está más que terminada, si es que la dirección deportiva logra colocarlo. Por ello, desde el club se espera que la cita de Suráfrica sirva para revalorizar al futbolista en el mercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios