Liga BBVA

Eto'o, el incomparable goleador sin cariño

  • El futuro del 'pichichi' es incierto tras saberse que suplicó a Calderón que lo fichara para el Madrid

Comentarios 1

Samuel Eto'o es millonario, hace goles sin pestañear en el Barcelona y, sin embargo, no parece feliz. Es lo que sucede cuando un ego tan grande juega para un club que lo quiso vender hace sólo cuatro meses y, además, tiene que compartir vestuario con el adorado Lionel Messi.

El camerunés de 27 años es el goleador del momento en Europa. El domingo marcó dos tantos en el triunfo por 3-1 ante el Sporting y acumula la impresionante cifra de 21 goles en 22 jornadas de la Liga. Su registro no admite comparación entre las grandes ligas del continente.

Pero algo no marcha bien y nadie apuesta una moneda por la continuidad de Eto'o en el Barcelona. Acaba contrato en 2010, aunque todavía no se iniciaron los contactos para una eventual renovación y en el entorno azulgrana se dice que el camerunés no olvida lo vivido en pretemporada, cuando su club le buscó equipo.

Los rumores sobre su futuro se disparan. Por ejemplo, el portal de internet italiano Sportmediaset aseguró ayer que el Inter de Milán está dispuesto a ofrecer 30 millones de euros por el futbolista. Y más: la Cadena SER aseguró en la noche del domingo que Eto'o se reunió antes de comenzar la temporada con Ramón Calderón, presidente del Real Madrid, "al que casi suplicó que hiciera todo lo posible" por contratarlo para el equipo blanco. Una información que, a buen seguro, no se digerirá nada bien en el entorno azulgrana.

Curiosamente, Eto'o fue despreciado por el Real Madrid en su juventud. El club blanco lo cedió a otros equipos, pese a haber sido el que lo trajo a España. Del Real Madrid al Mallorca, y del Mallorca al Barcelona.

Entretanto, cada día aparece vinculado al Barcelona el nombre de un delantero de primer nivel. Es decir, el nombre de un sustituto para Eto'o. Son los casos de Villa, Benzema o Adebayor.

Durante las últimas temporadas se habló incansablemente de la relación entre Eto'o y Ronaldinho, quien durante estos años fue el indiscutible ídolo de la hinchada. Eto'o metía los goles, pero los elogios iban para el brasileño.

Josep Guardiola se convirtió en entrenador del Barcelona y su primer mensaje fue: "No cuento con Ronaldinho, Deco y Eto'o". Los dos primeros salieron y el africano se quedó después de que no se encontrara un comprador que le pagara lo que pedía por él. Demasiado para el orgullo de Eto'o.

El delantero africano comenzó la temporada en silencio y su trabajo hizo rectificar a Guardiola, quien lo devolvió a la titularidad. Eto'o siguió metiendo goles y por el momento nadie puede achacarle nada: ni dentro ni fuera del campo. Ronaldinho ya era historia del Barcelona, pero el ego de Eto'o se topó con el impresionante ascenso de Messi. El argentino es el ídolo absoluto de la hinchada azulgrana, que corea su nombre a cada minutos. No sucede lo mismo con Eto'o.

¿Qué sucederá en los próximos meses? En lo deportivo, es previsible que Eto'o siga hartándose de meter goles, rompiendo todos los récords. Y, quizá, el africano también se harte de otra cosa, de seguir en el Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios