Deportes

Fiesta y goleada en el Villamarín

  • El Betis doblega al Santa Teresa, que plantó cara en la primera mitad

  • Una genialidad de Bea Parra inauguró el marcador en el 67'

  • Las de Pry encadenan 11 jornadas invictas

Las jugadoras celebran el 1-0. Las jugadoras celebran el 1-0.

Las jugadoras celebran el 1-0.

Un día para el recuerdo. Por el debut y por la victoria. Así puede resumirse una jornada inolvidable para el Betis, que disputó su primer partido en el Benito Villamarín desde que ascendiera a la Liga Iberdrola -ya jugó hace dos temporadas en este mismo escenario, con motivo del play off de ascenso- y se impuso al Santa Teresa.

Al triunfo, brindado nada menos que a 6.643 espectadores, hay que añadir la racha de imbatibilidad del equipo que dirige María Pry, que ya amplió a nada menos que 11 partidos (3-0), y la cuarta posición que de momento ocupa. El sueño de la Copa de la Reina cada vez está más cerca.

Plantó cara el conjunto extremeño, especialmente en la primera mitad, amenazando con aguar literalmente una fiesta que por momentos deslució la lluvia, sobre todo en los prolegómenos del encuentro.

Pero el Betis no estaba dispuesto a dejar escapar los tres puntos el mismo día que el Villamarín le había abierto sus puertas. Las pupilas de Pry salieron muy fuertes y dispusieron de ocasiones sobradas para adelantarse en el marcador, especialmente con un cabezazo de la internacional Rocío Gálvez que se marchó fuera por poco.

Sin embargo, el Santa Teresa fue sacudiéndose el dominio bético e incluso fue capaz de llegar con peligro en un par de acciones a balón parado. Eso sí, la más clara de la primera mitad fue para las verdiblancas, concretamente en el minuto 42, cuando Bea Parra, algo forzada en el interior del área, no pudo superar a Patricia Larqué.

El guión apenas varió en el inicio de la segunda parte. El Betis dominaba y el Santa Teresa se defendía con orden y esperaba su oportunidad a la contra o en acciones a balón parado. Cualquier otra posibilidad quedó descartada al tomar conciencia de la superioridad bética.

En el minuto 48, Priscila se sacó un excelente disparo que Larqué mandó a córner. En el saque de esquina, Rocío Gálvez cabeceó al palo. Pero el gol se resistía. Y a ello contribuyó sin duda la efectividad de la portera visitante.

Pero tras nos pocos intentos, la superioridad local se plasmó también en el marcador en el minuto 67. Bea Parra volvía a hacer historia, como el día del ascenso. La extremeña se marchó de una de sus marcadoras con un excelente recorte y dejó a otra plantada en el césped justo antes de sacarse de la chistera un excelente disparo que superó a Larqué por la escuadra izquierda. El Villamarín estalló en júbilo.

Era el justo premio a la insistencia local, y el choque cambió por completo a raíz del golazo de la delantera bética.

Pero las de Pry querían más, por lo que intensificaron su dominio. Y en el minuto 74, un centro-chut de Clau que se coló por encima de Larqué. Partido casi sentenciado.

Faltaba por sumarse a la fiesta goleadora Yiyi. Con el Santa Teresa hundido y la afición verdiblanca festejando ya el triunfo de las suyas, la delantera hizo el 3-0 con un potente disparo ante el que nada pudo hacer la guardameta rival.

Fiesta y comunión perfecta entre equipo y afición en un día para el recuerdo que bien podría repetirse más pronto que tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios