Derbi Femenino

Fútbol, huelga y... ¿derbi?

  • El Betis-Sevilla de la Primera Iberdrola es presentado por los entrenadores Antonio Contreras y Cristian Toro y las jugadoras Rosa Márquez y Maite Albarrán

  • Previsto para el domingo, el paro de las futbolistas sigue en pie y la jornada está en el aire

Antonio Contreras, Rosa Márquez, Maite Albarrán y Cristian Toro posan en el Patio de Banderas. Antonio Contreras, Rosa Márquez, Maite Albarrán y Cristian Toro posan en el Patio de Banderas.

Antonio Contreras, Rosa Márquez, Maite Albarrán y Cristian Toro posan en el Patio de Banderas. / Juan Carlos Muñoz

Las horas y los días pasan y la incertidumbre sobre el derbi femenino crece. La primera pregunta no es quién ganará, qué jugadora puede ser más determinante o qué conjunto llega más presionado. La pregunta, a poco más de tres días de choque entre el Betis y el Sevilla femeninos es: ¿habrá derbi?

El partido, fijado para el domingo (12:00) en el campo 3 de la ciudad deportiva verdiblanca pende de un hilo, de un tira y afloja en el que las futbolistas se han plantado con una huelga para que se firme su primer convenio colectivo que las dignifique como profesionales. Los clubes no aceptan, de momento, y la mediación de la Federación (RFEF) es un arma de doble filo en las condiciones actuales.

Pero la huelga, de haberla, será a partir del sábado y mientras los equipos trabajan con normalidad (toda la que el parón por selecciones le permitan) para preparar un choque que siempre es diferente en la ciudad. "Afrontamos el encuentro con ilusión y conscientes de la importancia que un partido así tiene para el club y para la ciudad, aunque aún con la incertidumbre de si se va a jugar o no, pero eso no depende de nosotros. Son tantas las ganas de derbi que las futbolistas no son conscientes de que cabe la posibilidad, y la posibilidad es grande, de que no se juegue", manifestó Antonio Contreras, entrenador bético, que tras "vivir" como un bético más el choque del pasado domingo en el Benito Villamarín, ahora entiende mejor lo que significa y está seguro de que sus futbolistas "se dejarán en el alma en el campo". 

En la misma línea se expresó Cristian Toro, técnico sevillista, para quien es "un partido muy especial". "Le comentaba a las jugadoras que aquí se vive de una manera muy bonita. Es una experiencia muy especial", apuntó el preparador nervionense. Uno y otro coinciden de que puede ser el duelo más igualado de los últimos años. "Por necesidad, seguro", añadió Toro. Y es que los dos conjuntos llegan empatados en la tabla con seis puntos, apenas uno sobre el descenso. "Espero que este partido sea el punto de inflexión que nos dé ese impulso anímico necesario. Se gana mucho mas que tres puntos’", admitió el técnico, en la misma línea que la bética Rosa Márquez: "En un derbi da igual la posición en la que estés. Es un duelo muy importante tanto para los clubes como para las jugadoras y éste es el partido perfecto para arrancar, nos reafirme en lo que hacemos y nos dé más ánimos y ganas para seguir trabajando. Estoy segura de que estaremos más arriba", indicó.

"Llegamos empatados a puntos. El Betis de los últimos cinco partidos ha perdido uno, en Bilbao y de penalti, y ellos por calendario o circunstancias llevan cinco derrotas seguidas. Aun así llegamos igualados, aunque ambos conjuntos han merecido más puntos en un partido u otro. Pero una cosas son los merecimientos y otra la realidad. La realidad es que hay que entrenar como si hubieras ganado, por que el trabajo es lo que te da la suerte que nos falta", señaló Contreras, que afronta su primer derbi "con el deseo de ganar, ya que en el último de la pasada campaña el equipo tampoco logró el triunfo", afirmó.

Uno y otros creen que el derbi, si se juega, puede ser el esperado punto de inflexión en una campaña extraña. "El equipo está en crecimiento. Hemos pagado caro los errores, que hay que tomar como aprendizaje. Quizá nos falta acierto en los momentos justos, pero el grupo compite bien", destacó Toro. También se apoya en sus futbolistas Contreras, que son "las que han vivido más derbis y saben cómo se juegan". "Me han prometido que esta situación la vamos a sacar adelante juntos. No les puedo explicar lo que supone un derbi. No puedo ser el máximo responsable de transmitirle a jugadoras que han nacido y que viven aquí lo que es éste choque. Aquí sí que no hay excusas. La que no vaya de verdad y no se deje la vida en este partido..., ahí la culpa ya no puede ser del entrenador. La que no siente este partido..., algo pasa. No puedo transmitirle a un vestuario que ha mamado muchos derbis lo que supone este partido".

Y la explicación para jugar un derbi la da Rosa Márquez: "Se juega con el corazón y se gana con la cabeza. Hay que controlar nervios y las emociones, porque ganará el que mejor juegue".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios