Deportes

Griezmann, ante 'su Atleti'

  • Francia inicia su ruta mundialista contra Australia, un combinado que busca imitar al equipo de Simeone

  • Pogba se prevé titular pese a su floja campaña

Griezmann, ante 'su Atleti' Griezmann, ante 'su Atleti'

Griezmann, ante 'su Atleti'

El competido Grupo C echa a andar en el imponente Kazán Arena con la disputa del encuentro que enfrenta a la Francia de Griezmann, Mbappe, Dembele y compañía, una de las favoritas al título, con la renovada selección de Australia.

Poco amigo de los cambios y menos aún de las revoluciones, el seleccionador francés, Didier Deschamps, parece decidido a dar un vuelco a su once de debut del Mundial para poner más quilates en el ataque.

El tridente formado por Mbappe, Griezmann y Dembele ha demostrado un atractivo en los encuentros previos que han terminado por convencer al técnico, en detrimento de Giroud, que, pese a ser el máximo goleador histórico de los presentes, ha pagado su falta de química con la generación venidera.

En el centro del campo, si se cumplen los augurios que apuntan las pruebas hechas en Istra, a las afueras de Moscú, cuartel general de Francia, el damnificado será Matuidi, que dejará su puesto a Tolisso, considerado el mejor en la construcción del juego en los últimos partidos.

Junto a él, el sólido Kante, pilar del juego en el esquema de Deschamps, y Pogba, que se ha salvado por los pelos y que mantiene crédito pese a que, a diferencia de los otros, no ha mostrado gran cosa en los últimos partidos y su temporada en el Manchester United fue mediocre.

El tercer eje de la revolución está en la defensa, más concretamente en los laterales. Si los dos puestos del centro parecen prometidos al dúo formado por Umtiti y Varane, en los carriles los jóvenes han dado un golpe de estado. En el derecho, la baja forma de Sidibe ha dado un salvoconducto inesperado a Pavard, que ha pasado de ser la sorpresa de la convocatoria a perfilarse como titular. Al otro lado, Lucas Hernández también ha aprovechado los problemas de rodilla de Mendy para convencer a Deschamps.

El resultado es un equipo joven y prometedor, con jugadores que provienen de grandes clubes y que han afrontado competiciones importantes, pero que pueden pagar cara su falta de experiencia en la competición.

Con esos mimbres, Francia afronta la competición con la intención de sumar los tres primeros puntos frente al teórico rival más débil del Grupo C, en el que también están enmarcados Perú y Dinamarca.

Los Bleus tendrán que parecerse más al equipo que derrotó a Irlanda y, sobre todo, a Italia en los duelos preparatorios, que a la que empató contra Estados Unidos, precisamente el rival elegido para ensayar el partido contra Australia.

Por su parte, en la renovada selección australiana de Bert van Marwijk -tomó las riendas del equipo tras la sorpresiva marcha de Ange Postecoglou en noviembre- ha habido un cambio de mentalidad y de juego tras la llegada del preparador holandés.

El espejo de los aussies, como ha dicho en varias ocasiones Van Marwijk, es el Atlético, y confía así en adoptar una filosofía similar a la del equipo entrenado por el Cholo Simeone para intentar hacerle partido a una de las favoritas en Rusia.

"Intentamos ser ordenados y disciplinados, presionar fuerte arriba y no cambiar nuestra forma de jugar dependiendo del rival", explicó el mediocampista australiano Irvine en la previa del choque. Toda una declaración de intenciones.

Van Marwijk, quien llevó a Holanda a la final del Mundial de Sudáfrica 2010, ha abandonado la defensa de tres centrales y dos laterales de largo recorrido que probó en los últimos partidos su predecesor y se ha decantado por un clásico 4-5-1 (o 4-4-1-1 en ataque), dando prioridad a la defensa y a la seguridad en el centro del campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios