Remo | Campeonatos de Europa Canalejo y García, quintos en la final del Europeo; el oro, para Rumanía

Javier García y Jaime Canalejo, durante el Europeo de Poznan. Javier García y Jaime Canalejo, durante el Europeo de Poznan.

Javier García y Jaime Canalejo, durante el Europeo de Poznan. / Jakub Kaczmarczyk / Efe

Jaime Canalejo y Javier García no pudieron reeditar el éxito de la anterior edición al terminar quintos en la final de los Campeonatos de Europa que se están disputando en Poznan (Polonia). El dos sin timonel de los dos remeros del Club Náutico Sevilla no tuvieron un buen arranque de regata y pasaron por todos los puestos de control en la quinta posición en la que finalmente terminaron, por delante del bote de Dinamarca. Antes, el otro bote español en las finales, el dos sin de la tarraconense Aida Cid y la cántabra Virginia Díaz, se colgó la medalla de plata, con el oro también para Rumanía. 

El oro fue para la pareja rumana formada por Marius-Vasile Cozmiuc y Ciprian Tudosa, precisamente el bote que ganó la semifinal en la que Canalejo y García fueron segundos. Los rumanos dieron la sorpresa ante los favoritos, los hermanos croatas Martin y Valent Sinkovic, que son los vigentes campeones mundiales y defendían en el campo de regatas de Poznan el oro que consiguieron en el Europeo de Lucerna en 2019. Los italianos Matteo Lodo y Giuseppe Vicino lograron el bronce, mientras que la cuarta plaza fue para Holanda.

Canalejo y García terminaron con un tiempo de 6:35.43, bastante lejos de los 6:26.52 de los rumanos, que mantuvieron una firme pelea con el bote de Croacia (6:29.46) e Italia (6:30.55).

El tiempo de la final, al verse descolgados de inicio de la pelea por las medallas, fue inferior al de las semifinales, cuando lograron hacer los 2.000 metros en 6:29.08, por los 6:27.87 de los rumanos, a la postre campeones de Europa. 

Los sevillanos llegaron igualadísimos con los rumanos a los 500 metros, con idéntico tiempo (01:36.140). Pero mientras éstos iniciaron una gran remontada a partir del medio kilómetro, Canalejo y García no pudieron mantener el alto ritmo de boga de Cozmiuc y Tudosa, que ya se colocaron segundos en el kilómetro y, a partir de los 1.500 metros, primeros, posición que mantendrían hasta el final, mientras Croacia e Italia peleaban por la plata en apretada lucha, superando al bote holandés, que fue el que llevó la iniciativa desde el principio hasta ser superados en los últimos 500 metros por croatas e italianos.

El gran éxito en Poznan para el remo español correspondió al dos sin de Aina Cid y Virginia Díaz, que defendían el oro logrado hace un año en Lucerna. Sin embargo, no pudieron en esta ocasión revadilarlo ante la fuerza del bote rumano compuesto por Adriana Alincai y Iuliana Buhus, que hicieron los 2.000 metros en un tiempo de 07:17.190, por los 07:18.820 de las españolas.

La regata femenina del dos sin ofreció una gran pelea por la medalla de plata, que ganaron finalmente las españolas en apretada lucha con las griegas, Maria Kyridou y Christina Bourmpou (07:20.240). De hecho, sólo en los últimos 500 metros pudieron Cid y Díaz superar a las helenas. 

En cuanto a Daniel Gutiérrez (Club Náutico Sevilla), que se había clasificado para la final B de skiff ligero, terminó en quinta posición, con un tiempo de 07:21.700, por detrás de los representantes de Eslovenia, República Checa, Rusia y Francia, y por delante del bote de Alemania. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios