Deportes

Joaquín: "Levantar a la gente del sillón es lo más bonito de mi trabajo"

  • El jugador verdiblanco, que se considera un referente del equipo, ha explicado que aunque se sentía "muy bien" en Florencia, el "corazón le pedía volver a sus raíces para ser feliz".

Comentarios 1

El extremo del Real Betis, Joaquín Sánchez, reconoce que "el corazón" le pidió que dejara Florencia (Italia) para volver al club en el que se había criado y donde espera seguir haciendo "lo más bonito" para él en su profesión que es "levantar a la gente del sillón". "Siempre he sido un futbolista que ha levantado todo tipo de comentarios. Algunos buenos y otros malos, desde los veinte años, pero esa exigencia me ha hecho ser mejor. Levantar a la gente del sillón es lo más bonito de mi trabajo", expresa Joaquín en una entrevista a la revista de Sportium.

El andaluz disfruta "muchísimo" del mundo del fútbol aunque advierte que "no es oro todo lo que reluce". "Me siento un privilegiado porque la vida de un futbolista abre muchas puertas y te da oportunidades impensables para otros. Hago lo que más me gusta", recalca. El del Puerto, que se califica como una persona "normal con sus virtudes y sus muchos defectos", cree que la presión "hay que saber llevarla" y que "la experiencia te sirve para superar cualquier inconveniente". "En el campo trato de divertirme y como futbolista siempre he sido muy realista. Tengo mucha confianza en mí mismo y no soy conformista porque los retos personales nunca se acaban", indica.

Joaquín se encontró "muy bien" en Florencia, sobre todo en su segundo año, pero añoraba sus "raíces" y por eso le "llegó el momento de volver a casa". "El corazón me lo pedía para ser feliz", recuerda, admitiendo que su comienzo con el Betis fue "muy positivo por toda la ilusión" que despertó su vuelta, pero que luego la temporada ha sido "complicada". "Cuando pierdes partidos, entras en un bache, los resultados no son buenos y la situación no es agradable. Además, estuve bastante tiempo parado, me costó recuperar la forma y tener más minutos, pero la afición siempre ha estado con el equipo, en los buenos y en los malos momentos", añade al respecto.

En cambio, su primer etapa en Heliópolis fue "espectacular" y considera que fue "un referente importante de un gran equipo que consiguió cosas increíbles durante unos años maravillosos". El gaditano se siente "bético" por su paso por la cantera y eso hace que sea "especial" su vínculo con la afición. "Nunca olvidaré que 20.000 aficionados acudieran al estadio el día de mi presentación en esta segunda etapa. No hay mayor orgullo que sentir el cariño de esta afición", remarca el extremo, que opina que en Sevilla "se vive diferente" y que "las cosas del día a día se toman de otra manera". "Desgraciadamente, la sociedad no pasa por su mejor momento, pero en Andalucía se lleva distinto", señala.

El andaluz ha vivido "muchos" momentos especiales con el Betis, pero uno "maravilloso" fue el título de la Copa del Rey de 2005. "Hacer feliz a tanta gente no tiene precio. Fuimos campeones 28 años después y también nos clasificamos para Champions. Otro momento inolvidable fue el título de Copa con el Valencia o mi debut con la selección española en 2002", resalta el veterano jugador para el que "competir con los mejores del mundo es gratificante" y al que le ha "ayudado mucho" no sufrir "lesiones importantes".

Por otro lado, Joaquín ve la Liga BBVA no como "la mejor del mundo, pero sí la más llamativa por su competitividad", pidiendo "mirar a la Premier en muchos aspectos porque las cosas se hacen de otra manera", y en la rivalidad Cristiano-Messi se queda con el argentino porque "no hay nadie como él", aunque los tres que más admira a nivel personal son "Raúl, Gordillo y Figo".

En cuanto a Zinédine Zidane, Luis Enrique Martínez y Diego Pablo Simeone, el jugador verdiblanco piensa que al francés "difícilmente se le tachará como un mal entrenador por todo lo que ha sido como futbolista", mientras que el asturiano ya ha demostrado que "es un técnico moderno" y el argentino ha hecho del Atlético "un reflejo de lo que fue él como futbolista". "Ha habido muchos defensas que me han costado, pero me quedo con Roberto Carlos, era muy fuerte y listo", rememora de sus laterales rivales un Joaquín que no siente "nostalgia" de la selección. "Pudo haber sido una etapa más larga y me habría gustado disfrutar de los últimos éxitos, pero disfruté de muchos años y de muchos compañeros. Fue una etapa bonita de mi vida", comenta.

El centrocampista andaluz apunta que es "muy difícil" que la selección española pueda volver a ganar la Eurocopa, aunque está "entre las favoritas" a un torneo donde el "nivel es altísimo", y concluye aconsejando a los jóvenes que empiezan en el fútbol, como hizo su padre con él, que persigan su sueño "con ilusión y sacrificio" y se pongan "unas metas e intentar cumplirlas".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios