real betis

¿Lopera echa el cierre?

  • El máximo accionista cree "al 90 por ciento" que nadie saldrá del equipo y que Emana se quedará porque las ofertas por él no satisfacen al club · Si la televisión no paga, no venderá los derechos "por dos gordas"

Comentarios 7

¿Verdad o un simple juego de despiste? Siempre es difícil saber qué pasa por la mente de Manuel Ruiz de Lopera a escasos días de un cierre de mercado. Lo que hoy es imposible se confirma el 31 de agosto, y viceversa, aunque este año mucho tendrían que cambiar las cosas para que el máximo accionista verdiblanco se sacase algo de la chistera el último día del mes.

El consejero delegado verdiblanco cumplió, como cada año, con la preceptiva ofrenda floral en la Basílica del Gran Poder, no así con la decena de medios apostado a las puertas del templo, a los que regateó para hablar más sosegadamente en la radio oficial del club. Mejor las preguntas cómodas y aleccionadas de unos que las incómodas y entre empujones de su seguridad privada de los otros. Por la mañana, al menos, sí que dejó más o menos clara su postura en torno a varios aspectos de actualidad. Sobre todo en cuanto a las dudas sobre las posibles llegadas y salidas, pues da casi por hecho que la plantilla apenas va a variar respecto a lo que ya tiene en sus manos Antonio Tapia. "Hay un 90% de posibilidades de que no salga nadie. Está todo cerrado", apuntó, antes de incidir sobre esta cuestión, ahora en torno a algún nuevo fichaje para la vanguardia: "¿Para qué? Con Emana, Sergio García y Pavone ya estamos cubiertos en esa zona", añadió.

Y es que pese a que el camerunés sigue presionando y dejando bastante claro que no quiere jugar en Segunda División, Lopera lo está subastando esperando que llegue el mejor postor a última hora. Un clásico. "De momento han llegado ofertas, pero ninguna complace al Betis. La última ha superado los ocho millones de euros. Hay dos equipos pugnando por él, pero no creo que vaya a salir. El técnico cuenta con él y, de venderlo, ya no tendríamos tiempo para buscar un recambio por mucho dinero que nos den", señalaba el mandamás heliopolitano.

Para terminar, pasó revista al estado de la negociación por el contrato televisivo. "Si las televisiones quieren, sí se puede llegar a un acuerdo, pero ahora está complicado, porque por dos gordas preferimos que no se televisen los partidos", afirmó Lopera antes de subirse al coche y emprender el camino al almuerzo de confraternización del club. Allí habló para los medios del club más relajadamente, ahondando en los mismos puntos y añadiendo una crítica a "aquéllos que iban a traer las ofertas y engañaron el beticismo el 15 de junio, que no han respondido pese a montar un teatro con un tablao en el que estaba el cantante de la isla de los mosquitos".

Con otro talante se expresó Antonio Tapia, quien, ante el inminente inicio de la competición, indicó que el equipo "afrontará cada partido con entereza y decisión". "Estamos ante la hora de la verdad. Cada encuentro debe ser una fiesta y daremos lo mejor, porque nos sentimos trabajadores privilegiados. Hay que darle una gran satisfacción a nuestros aficionados, que se lo merecen", destacó el entrenador, que se mostró seguro de alcanzar la meta de volver a Primera División: "Estoy convencido de que con el apoyo de todos, con nuestra afición, jugadores y todos los trabajadores que componemos el Betis, vamos a hacer un buen trabajo y conseguiremos el objetivo".

Tapia, sin embargo, advirtió que el arranque liguero será complicado. "El fútbol está muy igualado y tenemos muy claro que vamos a tener que sufrir. El inicio va a ser difícil y, si los partidos no se pueden ganar al principio, tendremos que lucharlo hasta el último minuto bajo el aliento de nuestra afición, que nos dará ese plus de esfuerzo", aseguró. Por último, Tapia afirmó sentirse "afortunado por estar en un club tan histórico y de los mejores de España, y tan seguido de una forma tan fiel por una importante masa social tan grande".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios