Grupo B

Maquillaje rumbo al futuro (0-3)

  • España se despide del Mundial con un tranquilo triunfo ante Australia y goles de Villa, Torres y Mata. Mirada al frente de la campeona mundial, que cierra su época dorada dibujando ya el relevo.

Comentarios 13

España se despidió del Mundial con la mayor dignidad que le era posible cerrando una era esplendorosa y despidiendo a varios de los artífices principales del Eurocopa-Mundial-Eurocopa que convirtieron a la selección en una leyenda del fútbol. 0-3 a Australia en un encuentro más parecido a los amistosos previos contra Bolivia y El Salvador que a una cita de todo un Mundial y cero conclusiones posibles sobre lo que hubiera podido pasar si se hubiera hecho una cosa u otra, si la lista tal, el delantero cual o el portero pascual. Si acaso, lo único poco discutible es que Del Bosque podría haber tenido un detalle mayor con Villa, máximo goleador de la historia de la selección (elevó el listón a 59) y primer sustituido sin mayor motivo.

España, despojada de ilusión y de presión, cambió piezas en todas sus líneas. Reina por Casillas, Juanfran por Azpilicueta y Albiol con Sergio Ramos atrás, Koke de pareja de Xabi Alonso en el centro, Cazorla y Villa abiertos y Torres por Costa arriba.

Así, al menos, Del Bosque combatió la abulia del equipo con la entrada de los que menos habían jugado... salvo Cesc, punto de fricción en la concentración y a quien el técnico medio perdonó haciéndole jugar el tramo final.

Australia salió presionando arriba y en el fondo favoreció a España, puesto que abrió el campo y permitió a Villa y Torres recibir en largo. Comoquiera que Australia no era capaz de generar el menor peligro, España se convenció de que debía ganar incluso al trantrán. Con Iniesta muy suelto, Koke empujando y tanto Villa como Torres con margen para fallar, la selección disfrutó del bolo mundialista hasta que se aburrió tantísimo que dejó despertar a Australia en la segunda parte, lo justo para España doblara ventaja por medio de Torres, ya con Villa, máximo goleador de la historia de la selección con 59 tantos, ya fuera del campo. Ya en los últimos minutos, marcó Mata. Cómo ha cambiado esto... Torres y Mata marcaron en la final de la Eurocopa hace dos años ante Italia.

De negro, como anticipando el luto que guardaría España en su despedida de Brasil, a España le bastó mirar a los ojos a su rival para pensar un ratito en que no saldría del torneo con una humillación mayor y aprovechar así la falta de fútbol de su rival. Con una motivación casi tan baja como la española, Australia se convertía en el rival de un partido amistoso para zanjar una pesadilla de torneo que trae aparejada una acusada renovación de un equipo irrepetible que escribió las páginas más brillantes y asombrosas del fútbol español.

Si volveremos a ver algo parecido sólo el tiempo lo dirá, pero la nueva era, la que sea, comenzó con el pitido final. Si se parece en algo, aunque sea de refilón, a la que ahora termina seguiremos disfrutando. Ojalá.

Ficha técnica:

0 - Australia: Ryan; Davidson, Spiranovic, Wilkinson, Mcgowan; Jedinaki, Mckay; Leckie, Bozanic (Bresciano, m.72), Oar (Holland, m.61); y Taggart (Halloran, m.46).

3 - España: Reina; Juanfran, Raúl Albiol, Sergio Ramos, Jordi Alba; Xabi Alonso (Silva, m.83), Koke, Iniesta; Cazorla (Cesc, m.68), Villa (Mata, m.56) y Fernando Torres.

Goles: 0-1, m.36: Villa. 0-2, m.69: Fernando Torres. 0-3, m.82: Mata.

Arbitro: Nawaf Shukralla (BAH). Amonestó a Jedinak por Australia; y a Sergio Ramos por España.

Incidencias: tercer encuentro del Grupo B, disputado en el estadio Arena de Baixada de Curitiba, lleno, con 39.631 en las gradas. Césped en mal estado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios