real betis

Objetivo: afinar a Sergio

  • Víctor Fernández pretende aumentar progresivamente el rendimiento del delantero catalán, a quien considera clave para el ascenso · El técnico le pide máxima intensidad en cada sesión de trabajo

Comentarios 6

La llegada de Víctor Fernández ha significado un cambio evidente en las sesiones de trabajo del equipo, que ahora tienen mucha más intensidad, algo acorde con la idea de fútbol que el técnico pretende imponer al equipo. Pero si en un nombre propio está insistiendo Víctor es en el de Sergio García, quien aparecía lejos de su mejor forma física y a quien el técnico quiere mejorar progresivamente para que sea la pieza clave del Betis en la recta final del campeonato.

"Si un jugador no me preocupa, ése es Sergio. Ya lo conozco y sé lo que me puede ofrecer", comentó Víctor Fernández sobre el delantero catalán en su presentación. Y es que la confianza del técnico en su pupilo es absoluta, ya que se conocen desde la última etapa de ambos en el Zaragoza. De hecho, Víctor ha dialogado con Sergio para solicitarle el máximo de intensidad en cada entrenamiento y que trate de no perderse ninguna, con la intención de mejorar tanto su velocidad como el fondo.

A estas alturas de la temporada, Víctor es consciente de que es complicado de colocar un plan personalizado de trabajo a un jugador que viene actuando con asiduidad cada jornada. Un caso distinto sería que Sergio u otro jugador acabara de salir de una lesión, que entonces sí se le colocaría un plan específico para que alcanzase el nivel de sus compañeros. "Lo mejor para aumentar el nivel físico para un jugador que juega habitualmente es la autoexigencia, el entrenarse a tope cada día. Ese esfuerzo y la participación en los partidos es el camino para mejorar la condición física", señalan los preparadores consultados por este periódico.

Pese a todo, Víctor está contento con el rendimiento que viene ofreciendo Sergio desde su llegada, ya no sólo por los dos goles que ha anotado en los últimos encuentros, sino por el esfuerzo e implicación que está demostrando. De hecho, el técnico resalta que el delantero participase en el partido ante el Hércules, cuando apenas se había entrenado durante la semana y en contra del criterio médico, que avisaba del peligro de agravar las molestias que sufría en el cuádriceps derecho. Sergio dio el paso adelante y le comunicó al técnico su deseo de participar y ayudar al equipo, algo que realizó durante 80 minutos.

La presencia de Sergio García a buen nivel, como la del camerunés Emana, se antoja decisiva en esta recta final del campeonato en la que el Betis apenas se puede permitir tropiezos. Víctor es consciente de la importancia de sus dos mejores jugadores de ataque y de ahí que pretenda tenerlos en las mejores condiciones posibles. De momento, la respuesta de Sergio está siendo positiva, pero el técnico ya le ha hecho saber que necesita de su mejor versión para intentar que el ascenso no sea una quimera y sí una realidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios