Segunda DIvisión B | Ibiza - Sevilla Atlético Palop mide la reacción del filial

  • El cuadro hispalense tendrá que confirmar sus últimos resultados ante un sólido Ibiza

Pejiño supera a un rival del San Fernando Pejiño supera a un rival del San Fernando

Pejiño supera a un rival del San Fernando / Víctor Rodríguez

El Sevilla Atlético vuelve a la rutina liguera después del parón que debería permitirle al filial hispalense haber recuperado fuerzas y confianza para afrontar de manera diferente una segunda vuelta del campeonato en la que los errores penalizarán mucho más debido a la situación en la tabla del conjunto de Luci Martín.

Decimosexto en puestos de promoción, el Sevilla tiene la imperiosa necesidad de hacer de estas diecinueve jornadas restantes prácticamente finales de cada una de ellas si no quiere verse abocado a un cruel destino, la Tercera División.

Si bien el conjunto franjirrojo ha conseguido demostrar en numerosas ocasiones su facilidad para el buen manejo de la pelota y la conexión entre grandes jugadores de calidad, como los que el filial tiene, otras parecía no saber cómo afrontar muchos de los encuentros que disputaba y en los que la plantilla se quedaba sin ideas.

Enfrente tendrán a un viejo y queridísimo conocido para el sevillismo, Andrés Palop, quien dirige un Ibiza en una dinámica bastante más positiva de la que se encuentra el cuadro de Luci.

Palop tiene a su equipo con 28 puntos, mucho más desahogado que el plantel sevillista y, además, vienen en una racha favorable en la que suman cinco encuentros sin perder con dos empates y tres victorias y cuyo último encuentro perdido en su feudo fue contra el Don Benito allá por el 18 de noviembre.

Los locales tendrán a su disposición a la totalidad de la plantilla a excepción del delantero internacional italiano Marco Borriello, que no podrá disputar el choque por lesión.

El preparador sevillista recupera para este partido a Chacartegui y a Berrocal, que estará de nuevo a las órdenes de Luci tras haber cumplido su sanción de dos partidos. Eso sí, no podrá contar con Bryan Gil, ya que el canterano viajó a Bilbao con el primer equipo sevillista y permanecerá allí hasta la disputa del partido liguero.

El que sí que regresó de la expedición fue Lucho García, con el que finalmente podrá contar el entrenador sevillista.

La temporada transcurre y el camino para los de Luci se vuelve algo espinoso debido a la obligación de ganar que tiene el cuadro franjirrojo tras haber hecho una primera vuelta bastante mejorable, aunque la acabó con un empate y una victoria.

El Marbella es el que marca el descenso mientras que es el Atlético Sanluqueño el que, con un punto por encima del Sevilla, define cuál es, de momento, la salvación, objetivo primordial para el filial hispalense, que tendrá que confirmar la reacción.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios