Huelga Fútbol Femenino Patadón hacia adelante de la Federación

  • Rubiales propone una inversión de unos 1,2 millones de euros para que los clubes cumplan este año con las peticiones del convenio colectivo y desbloquear la huelga

  • La RFEF no mantiene la propuesta del verano pasado por lo que el problema seguiría el próximo curso, al no garantizar este dinero para la temporada que viene  

Imagen de la reunión en la sede de la RFEF entre el ente federativo, los clubes y las futbolistas. Imagen de la reunión en la sede de la RFEF entre el ente federativo, los clubes y las futbolistas.

Imagen de la reunión en la sede de la RFEF entre el ente federativo, los clubes y las futbolistas. / M.G.

El laberinto en el que se encuentra el fútbol femenino sigue sin tener una salida clara. Las futbolistas reclaman un convenio que muchos no pueden cumplir hoy por hoy, aunque todas han hecho piña, incluso las que sí ven cumplidos ya los requisitos que exigen por corporativismo, apoyo a las compañeras que no alcanzan esos mínimos y en defensa del futuro de las generaciones que vienen. Las jugadoras se han visto en medio del fuego cruzado entre la Federación Española (RFEF) y LaLiga y Mediapro y ahora están en una situación complicada.

En la lucha por defender sus derechos, las jugadoras plantearon la huelga para el fin de semana del 16 y 17 de noviembre, después de más de un año de reuniones entre las partes sin llegar a un acuerdo para la firma del convenio colectivo. Ahora la RFEF, retransmitido en directo por streaming,anunció en una reunión con las protagonistas, sindicatos y la patronal de clubes su disposición a poner sobre la mesa para los clubes 1.152.000 euros para cubrir el salario exigido por AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) y desbloquear la huelga, pero el patadón hacia adelante propuesto por Luis Rubiales salvaguarda las condiciones para esta campaña, existiendo el problema de nuevo el verano que viene al firmarse el convenio sólo por esta campaña, y con carácter retroactivo desde junio. Asimismo la RFEF pondrá "medio millón de euros como fondo de garantía salarial" cuando se firme el acuerdo.

Esta última circunstancia genera controversia entre algunos clubes, ya que tendrían que desembolsar una cantidad importante sin saber cuándo cobrarán el dinero de la Federación, que en verano en el llamado Proyecto Élite ofrecía a cada club 500.000 euros por sus derechos y ahora propone repartir 1,2 millones para alcanzar los mínimos exigidos por los sindicatos.

De fondo de todo, la guerra entre la Federación y Mediapro. "No vamos a hablar con ningún operador de Televisión", sentenció en la reunión Rubiales, que añadió: "Si se rompen los contratos de los clubes con el operador televisivo, la diferencia económica la ponemos nosotros. Después ya hablaremos de lo que sea". Así salía al paso del presidente de la RFEF del último movimiento de Mediapro, que tiene un contrato con la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) por sus derechos de nueve millones por tres años (unos 200.000 euros por curso para cada equipo) y proponía romperlo para que los clubes accedieran a los fondos ofrecidos por la RFEF en verano y poder cumplir así con las exigencias del convenio colectivo.

"La RFEF asumirá parte del salario de las jugadoras de la Primera División Iberdrola para lograr desbloquear la situación que actualmente existe entre clubes y las deportistas, garantizar un salario mínimo de 16.000 euros a 18 jugadoras de cada plantilla y lograr un acuerdo general, después de que finalicen los contratos televisivos de los clubes, que permita elevar este salario hasta los 18.000 o 20.000 euros", señala el comunicado de la RFEF. "Para ello, la única condición existente es terminar con el bloqueo en materia de retransmisión de partidos, respetando el llamado derecho de campo, es decir que el encuentro sea retransmitido por aquella operadora elegida por el equipo local. Actualmente, los clubes que están comercializando los derechos con la RFEF (Athletic, Barcelona y Tacón, futuro Real Madrid) permiten este hecho, pero otros operadores no lo han realizado así y han bloqueado la retransmisión de partidos", añade la nota. En el Tacón-Betis de la pasada jornada no entraron las cámaras de Mediapro ni se vendieron entradas para visitantes. Sólo se podía acceder a Valdebebas como socio o acompañante del Real Madrid.  

La Asociación de Clubes, que en palabras de su presidente Rubén Alcaine "apostó siempre por el fútbol femenino", se reunirá para considerar esta nueva oferta de la Federación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios