Baloncesto l Cajasol

"Quiero ser un referente"

  • Calloway asume en su presentación un rol importante en el grupo al decir que espera ser uno de los líderes del equipo · Asegura estar entusiasmado y que ha dado un importante paso en su carrera

Comentarios 4

La dirección técnica del Cajasol tenía claro que la posición de base tenía que ser reforzada por un estadounidense. Con un americano como director de orquesta llegaron los años más dulces de la entidad sevillana, y después de las penurias para contratar un uno de garantías el pasado año, el club se fijó como objetivo prioritario firmar un jugador de primer nivel desde el principio.

Así lo explicó el director general cajista, Leo Chaves, en la presentación de Earl Calloway, "el objetivo número uno desde el primer momento". Sin embargo, a punto estuvo de no aterrizar en Sevilla. Problemas con la Cibona y su agente frenaron las negociaciones hasta el punto que el Cajasol firmó a Pooh Jeter, aunque el ex del ViveMenorca impuso una cláusula en la que podía esperar hasta el 10 de agosto por si le llegaba una oferta de la NBA. Craso error, porque el club se reservó otra cláusula por la que podía romper unilateralmente el contrato. En ese tiempo, mientras Jeter esperaba noticias de su país, el Caja cerró a la que era su prioridad, Calloway.

Parco en palabras en su presentación, el base norteamericano sí que se mostró dispuesto a "ser una de las referencias del equipo". Con apenas un par de entrenamientos en las piernas, todavía no ha podido hablar con el técnico, Joan Plaza -se lo presentaron el martes-, pero parece asumir un rol de líder desde el principio: "Puedo aportar un poco de todo al grupo, tanto en dirección como en anotación. Lo importante es que nos acoplemos bien y que ganemos partidos desde el inicio".

Con la Cibona de Zagreb se proclamó campeón de la Liga y de la Copa de Croacia, e hizo un buen papel en la Euroliga. Ahora luchará por otros objetivos, pero considera que este nuevo periplo profesional es un paso adelante. "Es un traspaso muy bueno para mi carrera. La ciudad es maravillosa, todo es estupendo", apuntó. Y es que jugar en España, en la considerada como segunda mejor Liga del mundo, es un caramelo muy jugoso difícil de rechazar. Tanto que incluso declinó otras ofertas con las que podría haber jugado competición europea: "Estoy entusiasmado, aunque le tengo mucho respeto a la ACB. Mi idea es jugar duro, fuerte y ayudar al equipo", afirmó al tiempo que pasaba por encima ante la posibilidad, como buen americano, de recalar en la NBA en un futuro: "Ahora mismo estoy jugando aquí y ésa es la única cosa en la que pienso".

En la presentación, Calloway estuvo acompañado por Leo Chaves, quien recordó que, "tradicionalmente, el club ha funcionado mejor cuando tuvo un base americano como con Anderson o Turner, que fueron dos baluartes importantes y los que mayores éxitos le han dado a este club".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios