Betis Deportivo - Córdoba B

Raúl rescata un punto que sabe a gloria

  • El filial verdiblanco, que en la prolongación caía por la mínima ante el Córdoba B, logra empatar gracias a un tanto del juvenil

El bético Manolo Nieto protege el balón ante un defensor cordobesista. El bético Manolo Nieto protege el balón ante un defensor cordobesista.

El bético Manolo Nieto protege el balón ante un defensor cordobesista. / Víctor Rodríguez

El Betis Deportivo amarró un punto in extremis ante el Córdoba B gracias a un gol del juvenil Raúl García en la prolongación. El filial verdiblanco se repuso al tanto inicial de Chuma para continuar imbatido en territorio heliopolitano. El empate, sin embargo, deja a ambos cuadros por detrás del Cádiz B, que escala a la segunda plaza.

Arrancaron con mucha intensidad los cordobesistas, superiores en los compases iniciales. Fieles a su idea, los de José Juan Romero pusieron empeño en iniciar las jugadas desde atrás, pero se vieron avasallados por la presión visitante. En apenas cinco minutos, los califales habían lanzado ya dos saques de esquina. Y en pleno empuje, Trabazo remató fuera un venenoso centro de Moyano.

Paulatinamente, el Betis Deportivo se desesperezó y tras un atropellado avance de Abréu, Nieto se revolvió y disparó poniendo a Llamas sobre aviso. Aunque la mejor ocasión del primer acto fue califal. Una inoportuna cesión del costamarfileño Paul Akouokou, debutante en la medular bética, dejó a Carracedo solo ante Carlos Marín, pero éste no atinó.

Tras el descanso, se acrecentó el ritmo por las dos partes. Y a la salida de una acción a balón parado, un mal despeje de Edgar dejó el esférico muerto, a espaldas de toda la zaga bética. Chuma, que pasaba por allí, la puso en la escuadra. Un golazo que dejaba al Betis Deportivo noqueado.

Sin embargo, Romero reaccionó con un doble cambio que sorprendiendo a la mayoría de asistentes. Al gerenero no le tembló el pulso y retiró del campo a Kaptoum y a Rodri para dar entrada a Altamirano y al joven Raúl. El tándem de ingreso sería decisivo a la postre, pero en un primer momento, la maniobra significaba retrasar a Abréu hasta la zona de distribución. Y fue allí desde donde el medio onubense reactivó a su equipo.

La mejoría verdiblanca se notó enseguida y las llegadas empezaron a sucederse. Nieto se topó con Llamas tras un gran centro de Tellado. Y luego cabeceó fuera uno de Altamirano. También avisó Diego en un testarazo. Y al final, cuando los de Juan Marrero ya parecían aliviados, Raúl peinó a la red el enésimo envío de Altamirano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios