Deportes

Retos por doquier

  • La Lebrijana, que recibe al líder, busca la promoción

  • El Castilleja se encomienda a un milagro en casa

El jugador del Castilleja José Carlos controla el balón. El jugador del Castilleja José Carlos controla el balón.

El jugador del Castilleja José Carlos controla el balón. / Alberto Domínguez

A dos jornadas de hacer historia. Así aguarda la Lebrijana su próximo compromiso ante el intratable líder del Grupo X, el Cádiz B. El equipo que dirige Joaquín Hidalgo nunca ha jugado la promoción de ascenso a Segunda B. Un hito que casi roza con la punta de los dedos, pues de momento es cuarto a falta de dos fechas para que termine la temporada regular.

Los de Lebrija contabilizan 58 puntos en su casillero, los mismos que el Sanluqueño, al que le tiene el goal average ganado y que recibirá al San Fermín. El empate del Gerena en casa del Cabecense (0-0) del viernes beneficia a los hombres de Hidalgo. Pero un tropiezo ante el cuadro gaditano, virtual campeón en caso de asaltar el Municipal, llevaría la incertidumbre a los locales.

Para contrarrestar la eficacia del Cádiz, que sólo ha lamentado tres derrotas en lo que va de curso, la directiva de la Lebrijana ha movilizado a sus aficionados para que abarroten las gradas y empujen a los suyos hasta el pitido final.

Si trascendental es el partido de la Lebrijana, no lo es menos el retorno al Antonio Almendro del Castilleja, al que ya sólo le vale ganar para seguir teniendo una mínima posibilidad de salvarse.

El conjunto de José Antonio Granja, que atesora 36 puntos en su casillero, ejercerá de anfitrión ante los Arcos. Necesita 40 para que una combinación de triples empates con otros equipos en su misma situación lo salve in extremis. Difícil, pero no imposible.

Más a mano lo tiene el Utrera para sellar la permanencia. Sus 45 puntos, seis más que el Espeleño -equipo que actualmente marca el descenso-, le dan suficiente tranquilidad. Aunque la relajación total, sinónimo de permanencia matemática, llegaría si los hombres de Jesús Galván brindan a su parroquia una última victoria en el San Juan Bosco.

Eso sí, enfrente tendrán precisamente al Espeleño, que se la juega en la parte baja de la clasificación y a buen seguro saldrá a por todas para no tener que encomendarse a una combinación de resultados casi quimérica.

Y mirando más de reojo hacia la zona roja que hacia los puestos del sosiego, el Alcalá visita al Sevilla C. El segundo filial nervionense, excluido de toda lucha, viene de golear al Castilleja (4-0), lo que demuestra que no ha perdido su sed de victorias. Por ello, la misión de los alcalareños será impedir que su rival la sacie, pues sus 41 puntos tampoco son suficientes para inscribirse en la temporada 2018-19 de Tercera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios