Betis-Celta | Sala de prensa

Setién: "Hemos perdido el control"

  • El técnico del Betis lamenta que su equipo se descolocase y diese opciones al Celta

  • "Teníamos el partido para haberlo ganado", opina el cántabro

Quique Setién pide calma a sus jugadores durante un momento del Betis-Celta. Quique Setién pide calma a sus jugadores durante un momento del Betis-Celta.

Quique Setién pide calma a sus jugadores durante un momento del Betis-Celta. / Antonio Pizarro

Después del carrusel de goles dado entre el Betis y el Celta, Quique Setién lamentó que a su equipo se le escapase el control del choque cuando parecía tener los tres puntos en el bolsillo. "Ha sido una pena, porque teníamos el partido para haberlo ganado", dijo el técnico del cuadro verdiblanco.

El Betis desaprovechó una renta de dos goles en una segunda mitad de infarto. "Nos hemos precipitado, hemos querido ir a por más y nos hemos descoordinado en la presión", prosiguió el cántabro, que, en cualquier caso, valoró positivamente el partido de los suyos. "Creo que teniendo en cuenta cómo habíamos planteado el partido, lo hemos hecho bastante bien", comentó.

Setién quiso profundizar especialmente en cómo el Celta le hizo daño en la media hora final. "Nos hemos puesto un poco nerviosos con el balón y hemos perdido el control", valoró el técnico, muy crítico, sobre todo, con la presión tras pérdida de los suyos en esos minutos caóticos. "Nos hemos descolocado, ellos han salido bien de esa presión y nos han creado mucho peligro", continuó.

"Ha llegado el 2-1 en una jugada que en teoría teníamos controlada, pero se nos han anticipado y nos han rematado. Y ahí el partido ha entrado en una dinámica de ida y vuelta en la que no teníamos las de ganar", explicó Setién, que además habló largo y tendido del poderío ofensivo del cuadro gallego: "Éste es un equipo que te compromete porque tiene a jugadores tremendamente peligrosos".

A pesar de ese descontrol en el que veía inmerso a sus jugadores, el entrenador del Betis no movió ficha hasta el minuto 80, cuando saltaron al campo Joaquín y Sanabria de una tacada. "Uno puede pensar que moviendo el banquillo va a arreglar el partido, pero entendíamos que quienes estaban en él no iban a cambiar mucho las cosas", indicó.

El técnico se mostró comprensivo con la frustración de los aficionados verdiblancos: “Es normal que la gente se frustre cuando no hacemos las cosas bien”. Sin embargo, Setién mira a los difíciles compromisos que le esperan al Betis en las próximas semanas con positividad. "Podemos ganar en el Camp Nou y ganar en Villarreal y salir de los apuros; no hay por qué ser pesimistas", señaló.

Para el cántabro, el de su equipo ante el Celta fue "un buen partido entre dos equipos atrevidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios