Segunda División B | Sevilla Atlético-Murcia Victoria para acabar el año con buen sabor de boca (2-0)

  • El cuadro de Luci Martín se impuso al Murcia en un encuentro en el que ninguno de los dos equipos tenía nada en juego

Victoria para acabar el año con buen sabor de boca Victoria para acabar el año con buen sabor de boca

Victoria para acabar el año con buen sabor de boca / SFC

Último partido de la liga regular para ambos conjuntos, que cerraban en el Jesús Navas un buen año en el que habían conseguido llegar sin pasar apuros a las jornadas decisivas, y que querían despedirse con una victoria para cerrar la temporada con buen sabor de boca.

Y el que se llevó el gato al agua fue el Sevilla Atlético, que fue muy solvente, como en gran parte de la segunda vuelta, y supo cerrar el encuentro con las ocasiones que tuvo.

El partido empezó con ambos equipos tanteándose, ninguno cogió la batuta del mismo y no aparecían los centrocampistas en los primeros minutos. Las pérdidas de balón y la lógica falta de tensión en los jugadores hacía que el partido en el Jesús Navas fuese de todo menos vertiginoso.

Hasta los primeros 25 minutos, nada reseñable en la ciudad deportiva sevillista, tan sólo un par de acercamientos de los visitantes entre ellos un disparo de Manel Martínez que rebotó en la defensa sevillista.

Las internadas por las bandas era lo único que conseguía hacer llegar algo de peligro a las áreas, pero los rematadores tampoco estaban finos y no podían conectar dichos centros. El que si consiguió rematar una jugada fue Mena desde dentro del área, al borde del descanso para abrir la lata sevillista en un partido que parecía estar abocado al empate.

En la segunda parte el partido comenzó igual, Tanis tuvo que salvar al Murcia en un par de disparos, con un incisivo Pejiño, que más tarde encontraría el premio del gol. Miguel Díaz lo intentaba por los visitantes pero  Javi Díaz estaba más acertado.

El propio Pejiño sería el que en el minuto 60 ampliaría las diferencias para el Sevilla Atlético y dejaría decidido un partido que no tendría más historia más allá de una nueva ocasión del propio Pejiño cinco minutos después que el guardameta visitante salvaría bajo los palos.

Un encuentro que sirve a los de Luci para acabar de buena manera una temporada más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios