Fútbol femenino | Liga Iberdrola

Trabajo y unión como armas

  • El Sevilla femenino comienza hoy (11:00) su nueva andadura en Primera sin ponerse un techo fijo

Paco Garcia y Pedro Jiménez posan con las jugadoras Macarena Portales, Noelia Gil, Rocío Delgado y Noelia Ramos. Paco Garcia y Pedro Jiménez posan con las jugadoras Macarena Portales, Noelia Gil, Rocío Delgado y Noelia Ramos.

Paco Garcia y Pedro Jiménez posan con las jugadoras Macarena Portales, Noelia Gil, Rocío Delgado y Noelia Ramos. / Javier Barroso

El Sevilla Femenino arranca una nueva e ilusionante temporada con mayor ambición y nuevos retos, aunque sin olvidar que hay que ir partido a partido y pensar sólo en el presente. Esta es una de las claves que los entrenadores quieren transmitir a las jugadoras, que tienen que conducir al equipo por la senda del triunfo.

La plantilla parece convencida de tener un objetivo común, que es llevar al equipo lo más arriba posible sin ponerse techo alguno, y desprende una ambición digna de elogio con respecto al pasado año. Un año en el que el Sevilla pasó ciertos apuros, lo que su entrenadores no quieren que vuelva a suceder. Para ello están motivando a sus pupilas desde el minuto cero. "Los entrenadores nos piden trabajo, mucho trabajo, eso es vital para ellos", explica Noelia Gil.

La portería sevillista tiene nombre: Noelia. Ya sea Ramos o Gil, las guardametas rojiblancas están convencidas de que esta será la temporada del equipo, al cual ven muy unido y compacto. "Se están potenciando los aspectos técnicos y tácticos en la preparación de las porteras, y eso se nota. Si me comparas con la Noelia de hace uno o dos años, no hay color", asegura Gil, quien tiene muy claro cuál es la primera consigna de los técnicos sevillistas: el trabajo.

Además, si al trabajo se le suma la implicación de las jugadores que se mantienen en el equipo, más los fichajes, puede salir una combinación muy competitiva. "El equipo se ha reforzado muy bien, hemos mejorado en lo individual y con las nuevas incorporaciones se ha subido el nivel", indicó la portera.

Respecto a la implicación que demandan los entrenadores, ellos son categóricos: "Para nosotros es innegociable el trabajo, al igual que competir en todo momento, hasta en los entrenamientos". Las jugadoras que nos conocen desde el pasado año ya saben cuál es nuestra manera de trabajar y no les va a pillar por sorpresa, todas saben lo que queremos y estamos gratamente sorprendidos con como han llegado al inicio de la temporada", aclaran Paco García y Pedro Jiménez, su segundo, que quisieron dejar claro que su objetivo pasa por hacer feliz al sevillista. "Queremos que el equipo agrade a la afición y que sepa competir, queremos que el aficionado se sienta contento como sevillista", apuntan.

La continuidad que se le está dando a la plantilla con respecto al pasado curso es algo que motiva enormemente tanto a jugadoras como a entrenadores. Rocío Delgado asegura que ve al equipo muy compacto y cohesionado y, aunque aún es pronto para saberlo, confía en que este año la afición sevillista pueda llevarse alguna sorpresa con el equipo.

Respecto a las incorporaciones, todos están de acuerdo en que el Sevilla ha hecho un esfuerzo y ha dado un paso adelante en cuanto a mantener el bloque que pareció solidificarse a final del año pasado. La llegada de algunas jugadoras completó el plantel de cara a un ilusionante nuevo proyecto. Macarena Portales es una de ellas y aseguró que está en un club donde puede explotar y recalcó las ganas de empezar que tienen todas. "Creo que el equipo es lo mejor que tenemos, estamos muy unidas y nos damos mucho apoyo. Quiero demostrar porque estoy aquí", apunta.

El Sevilla tiene ante sí una oportunidad de demostrarse a sí mismo dónde está el techo del club y, sobre todo, ver si todo lo que apunta a que será una gran temporada, puede acabar por confirmarse durante la misma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios