Deportes

Urán brilla en el día más triste de Quintana

  • El líder del Cannondale vio empañado su buen día con una sanción de 20 segundos por recibir ayuda

Rigoberto Urán, corredor colombiano del Cannondale . Rigoberto Urán, corredor colombiano del Cannondale .

Rigoberto Urán, corredor colombiano del Cannondale . / GUILLAUME HORCAJUELO / efe

Rigoberto Urán (Cannondale) rozó la victoria de etapa en la duodécima jornada del Tour de Francia y afianzó su cuarto puesto en la general en la primera cita pirenaica, en el que fue el día más triste que vivió su compatriota Nairo Quintana (Movistar) en la ronda gala.

El de Boyacá perdió más de dos minutos respecto a los favoritos en la meta de Peyragudes y demostró los augurios que venían apuntándose en los últimos días: que está falto de ritmo y que el Giro de Italia que corrió un mes antes del Tour le está pasando factura.

El líder del Movistar, que llegó a la ronda gala como uno de los candidatos al primer escalón del podio de París, reconoció al final de la etapa que no está en condiciones de luchar por la general y que si recupera algo de fuerzas peleará por una vitoria parcial o por maquillar algo su mala participación.

Quintana, que siempre ha acabado en el podio en sus tres participaciones en el Tour, ofreció una imagen desconocida. Se descolgó en el puerto de Balès, de categoría especial, cuando el Sky de Chris Froome aceleró el ritmo de ascenso, y navegó solo por los últimos 30 kilómetros de la jornada.

El contraste lo puso Urán, que está completando su mejor actuación en la ronda francesa. Con los galones del Cannondale, el de Urrao se quedó a un golpe de fuerza de conseguir su segundo triunfo parcial, tras el del domingo en la etapa reina en Chambéry.

Con las bonificaciones, el colombiano consolidó su cuarta posición, pero una sanción de los comisarios por haber recibido de un auxiliar de su equipo un bidón de agua en los últimos cinco kilómetros de la etapa, donde está prohibido, lo hizo perder 20 segundos.

Urán, que en el Tour nunca ha acabado entre los 20 mejores, está a medio minuto del podio -Romain Bardet ocupa la tercera posición a 25 segundos de Fabio Aru- cuando queda casi medio Tour por delante.

A sus 30 años, Urán, dos veces segundo en el Giro, ha programado toda su temporada para estar bien en el Tour y su aspecto es prometedor.

El siguiente en la general, Daniel Martin (Quick Step), está a 46 segundos, lo que le permite pensar más en mejorar que en conservar su puesto.

Froome, Aru y Bardet le señalan como una de las amenazas y Urán, que tiene la experiencia suficiente para controlar vueltas de tres semanas, avisa: "Queda mucho Tour". Razón no le falta. Sólo el tiempo dirá si en la recta final de la ronda francesa las piernas y la estrategia le responden igual que hasta ahora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios