fútbol 3 Internacional

#VamosChape, el homenaje del fútbol

  • El club brasileño consigue el triunfo a domicilio en su estreno en la Copa Libertadores tras la tragedia

Los emocionados futbolistas del Chapecoense agradecen sus aplausos a los aficionados de Maracaibo. Los emocionados futbolistas del Chapecoense agradecen sus aplausos a los aficionados de Maracaibo.

Los emocionados futbolistas del Chapecoense agradecen sus aplausos a los aficionados de Maracaibo. / humberto matheus / efe

Travesía de 30 horas, debut y un histórico triunfo: el Chapecoense se estrenó en la Copa Libertadores con una victoria por 1-2 frente al Zulia en Venezuela, en un partido celebrado además como el regreso del club brasileño al gran fútbol internacional tras la tragedia aérea.

"¡Goooool! ¡Gol del Verdao! ¡Para la historia!", festejó uno de los supervivientes del accidente en que murieron 71 personas, el locutor de radio Rafael Henzel, cuando el Chape abrió el marcador en uno de los varios momentos simbólicos del partido jugado en la noche del martes en Maracaibo.

"Mi corazón se desborda de felicidad", gritó el locutor Rafael Henzel, un superviviente

"¡Mi corazón se desborda de felicidad!", gritó un emocionado Henzel en los micrófonos de radio Oeste Capital, de Chapecó, a la que ha vuelto a trabajar tras ser uno de los seis únicos supervivientes de la tragedia del 28 de noviembre.

El periodista ya había vuelto a narrar un partido del Chape en enero, cuando el club presentó a su nuevo plantel, y su participación acompañando al equipo se ha vuelto casi como un amuleto.

Todo Brasil siguió con interés desde el fin de semana el despegue del "nuevo Chape", reconstruido con muchos juveniles y jugadores cedidos a préstamo, y que afronta el reto de jugar por primera vez un torneo del calibre de la Libertadores.

El arranque del modesto club del sur de Brasil no pudo ser mejor. El Chapecoense fue recibido con aplausos por el público venezolano cuando entró al campo del Pachencho Romero de Maracaibo a calentar, vestido de blanco en lugar de su tradicional verde en esta ocasión, y con la ya famosa frase #VamosChape estampada en las camisetas. "Estamos felices porque fuimos bien recibidos por el pueblo de Venezuela", explicó luego el volante Luiz Antonio, uno de los autores de los dos goles.

El lateral Reinaldo fue el encargado de abrir la noche mágica del Chape al marcar en el minuto 33 el primer gol de la historia del club en la Libertadores. Fue un tiro libre desde el lado izquierdo de la meta venezolana, casi sin ángulo, y que un defensa rival intentó en vano evitar con la cabeza.

"Un gol histórico en un partido igualmente histórico", celebró ayer el portal UOL. "Estoy seguro que la ciudad de Chapecó y Brasil entero estaban esperando mucho ese gol", celebró Reinaldo. Luiz Antonio amplió la ventaja de los visitantes en el 68' tras empalmar un centro al borde del área.

El veterano mediocampista venezolano Juan Arango, ex del Mallorca y del Borussia Mönchengladbachg alemán, sólo pudo acortar la diferencia de cabeza nueve minutos más tarde y el subcampeón venezolano tuvo que conformarse con la derrota en el que era también su debut en una Libertadores. Los jugadores del Chape celebraron su primera victoria en el torneo efusivamente sobre el césped.

El viaje del Chape había arrancado el fin de semana también de forma simbólica con una larguísima travesía de casi 30 horas para llegar desde Chapecó a Maracaibo, haciendo escalas en Sao Paulo y Ciudad de Panamá.

Las molestias tuvieron que ver con que el club optó esta vez por viajar en varios trayectos en vuelos comerciales para llegar a Venezuela, a diferencia del día de la tragedia, cuando la vieja plantilla hacía un vuelo chárter directo desde Brasil a Colombia.

El Chapecoense viajaba entonces a jugar su primera final internacional, frente al Atlético Nacional, cuando el avión en que viajaban se cayó cerca de Medellín por falta de combustible. El club perdió ese día a 19 jugadores, además de a todo su cuerpo técnico y a varios directivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios