La pelota de papel

Van ganando Messi y Hitchcock

  • El Barça marca la pauta con desahogo, como en el ecuador de la pasada Liga, a pesar de sumar 8 puntos menos

  • Lo explica que la competividad se ha disparado, para bien de todos

Messi festeja su gol número 400 en Primera el pasado domingo ante el Eibar. Messi festeja su gol número 400 en Primera el pasado domingo ante el Eibar.

Messi festeja su gol número 400 en Primera el pasado domingo ante el Eibar. / Alberto Estévez (EFE)

Acabó la primera vuelta de la Liga. Van ganando el Barcelona de Lionel Messi y la competitividad. Lo primero deja de ser noticia. Lo segundo es un añorado tesoro que cae por fin del cielo. El campeón de Liga repite su dominio de la pasada campaña al cruzar el ecuador, pero lo hace con 8 puntos menos, nada menos que hace un año, 43 por 51. ¿Y cómo se explica? Pura matemática: los puntos se están repartiendo mucho más, los de abajo no se descolgaron como entonces y los de arriba no se destacan tampoco de la forma que lo hicieron. Ganando la competitividad y la emoción, ganan los anunciantes, los medios y, sobre todo, los espectadores. Felicísima noticia.

Un Barça más asequible

De una temporada a otra, el Barça de Valverde ha ido empeorando todas sus estadísticas menos una, su capacidad realizadora, pues la primera mitad del año pasado la cerró con 53 goles anotados, uno más que la presente. En la mitad liguera de la 2017-18, los azulgrana aun se mantenían invictos, con 16 partidos ganados y 3 empatados, y sólo habían encajado 9 goles, con un balance de tantos marcados y encajados de +43.

Departamento de Infografía Departamento de Infografía

Departamento de Infografía

Este curso, en cambio, el equipo ya ha perdido 2 partidos (Leganés y Betis), ha empatado otros 4 encuentros y ha ganado 13. Además, lleva 20 goles en contra, por lo que su balance de tantos marcados y encajados es de +33. Esa diferencia de goles recibidos, 11 más en esta Liga, ha sido la clave de que el Barça aún vea de cerca a su más inmediato perseguidor.

Si la temporada pasada, al final de la primera vuelta sacaba al segundo clasificado, el Atlético de Madrid, nueve puntos de ventaja, en ésta sólo tiene cinco sobre el segundo, que vuelve a ser el Atlético. En cuanto a su eterno rival, el Real Madrid, le saca esta campaña seis puntos menos (10) que la pasada, pues los blancos estaban a estas alturas de la competición a 16 puntos del equipo catalán.

Quien presenta idénticos números en esta primera vuelta es el argentino Leo Messi, de nuevo máximo goleador de la competición con 17 tantos.

Extrema compresión

El aumento de la competitividad a todos los niveles se refleja en las crónicas, léase las esforzadísimas victorias del líder en Vallecas o Getafe, también en su derrota en Leganés o en su duro revés ante el Betis en casa. Pero también se ve en la tabla: hay una horquilla de siete puntos entre el sexto, que es el Getafe (28 puntos), y el decimoséptimo, el Celta (21). La pasada campaña eran 11 los puntos entre el equipo que marcaba la permanencia, que era el Alavés (18), y el último en plaza europa, que era el Sevilla (29).

Un caso muy sintomático es el del Valencia, el equipo que más ha bajado en relación con la pasada campaña. El equipo de Marcelino cosechó 40 puntazos en la primera vuelta de la pasada Liga, y hoy su afición echa de menos el enorme rendimiento que entonces ofrecieron Kondogbia, Guedes o Rodrigo. Apenas 23 puntos, 17 menos, atesoran. En Mestalla no saben para dónde mirar. Están a cinco puntos del sexto y a sólo cuatro del séptimo, que posiblemente vuelva a dar billete europeo, pero si giran la vista hacia abajo ven a sólo cuatro puntos la zona de descenso. La segunda vuelta apunta a hitchcokiana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios