Básket en silla

El Vistazul, un superviviente

  • El cuadro nazareno es el único equipo de la provincia

Sillas de ruedas en un pabellón. Sillas de ruedas en un pabellón.

Sillas de ruedas en un pabellón. / M.G.

Hubo un tiempo no muy lejano que había en Sevilla y su provincia tres equipos masculinos (el ONCE fue incluso campeón de liga) y uno femenino de baloncesto en silla de ruedas con algunos de los mejores jugadores de España y de Europa. En la actualidad no queda nada de eso y apenas sobrevive el Vistazul. Y a duras penas.

Existen múltiples factores para explicarlo, pero todo se reduce a uno fundamental: la falta de apoyo económico para realizar proyectos deportivos de garantías. Un desplazamiento de diez integrantes del club nazareno a Barcelona, por ejemplo, se reserva con antelación, pero los costes no son baratos como es habitual al cargar en el avión las sillas de ruedas de competición. La facturación de las mismas aumenta el precio del billete. Se trata de un ejemplo concreto, pero esta especial logística es una carga económica que al cabo de una campaña limita bastante.

Desde sus inicios el Vistazul ha recibido apoyo institucional tanto de la Junta de Andalucía, a través de su ya desaparecido Programa Estrella, como del Ayuntamiento de Dos Hermanas. La Diputación, como ocurre con otros clubes de élite de la provincia, nunca se sumó a la colaboración. El conjunto nazareno ascendió a la máxima categoría, División de Honor, en la temporada 2016-2017, pero no atrajo más apoyos. Las administraciones públicas no se involucraron más de lo que lo venía haciendo y el tejido empresarial local tampoco se sumó a la apuesta, acabando el curso con el lógico descenso.

Y desde el club nazareno ya avisan que si no se encuentran soluciones rápidas dentro de poco no habrá ningún equipo de baloncesto en silla de ruedas en la provincia, aunque será algo que a nadie le caerá por sorpresa.

El Vistazul no sólo dedica sus esfuerzos a la competición. Cuenta con una escuela municipal en Dos Hermanas, donde enseña la práctica de este deporte adaptado a todas las personas con discapacidad que lo deseen.

También lleva a cabo charlas y exhibiciones de sensibilización en colegios, institutos y universidades. Al disponer en la plantilla con varios lesionados medulares por accidentes de tráfico se conciencia a los más jóvenes de los peligros de la carretera, actividades con gran repercursión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios