Deportes

Zidane enseña su cara más tensa

  • El francés niega que le esté echando un pulso a Florentino y pide que los balances se hagan al final

Zidane, con el ceño fruncido. Zidane, con el ceño fruncido.

Zidane, con el ceño fruncido. / J.P. GANDUL / efe

El técnico francés Zinedine Zidane no ocultó ayer el duro momento que atraviesa el Real Madrid en una rueda de prensa muy tensa en la que aseguró que "la culpa es de todos".

"Si alguien está mal, tengo que estar con él. Me interesa la unidad. No soy uno que cuando hay cosas mal voy a echar mierda a uno o a dos. Estamos todos en el mismo barco y nadie se va a bajar del barco. Nunca voy a decir a nadie que tiene la culpa. La culpa la tenemos todos", aseguró. Zidane tardó más de hora y media hora en comenzar su conferencia, algo completamente inusual en él. Y abandonó su tradicional sonrisa para reconocer ante la prensa que cualquier reunión interna es un asunto privado.

"Podéis analizarlo como queráis, que hay crisis o lo que sea. Nosotros estamos buscando soluciones para hacer mejor las cosas. Ha sido una charla como otras, pero nada más. No voy a entrar en los detalles, pero nosotros, cuando hay cosas como lo estamos pasando, cuando no sale como queremos, tenemos trabajo", dijo.

El técnico francés defendió su total sintonía con su plantel. "Vamos a trabajar más que nunca, en todos los sentidos. No es una cosa física o más de cabeza... Es un poco de todo, pero con el trabajo y siguiendo con más fuerza. No hay más remedio. Si hago una charla es para sacar algo de esta reunión", insistió.

Zidane volvió a recalcar que no quiere fichajes. "Yo no necesito a nadie. Y ya está. No quiero a nadie, no quiero nada. Tenemos una plantilla, creo en mi plantilla. Hay momentos en una temporada más complicados, a lo mejor como nunca, porque es lo que vosotros queréis transmitir. No es lo que pienso yo, pero bueno", manifestó.

Y recordó: "Tenemos todo por delante. Vamos a ver lo que pasa a final de temporada. Es cuando se analizan las cosas y si debe haber cambio, habrá cambio".

Zidane también puso su rostro más serio para negar que haya tensión entre él y el presidente del club, Florentino Pérez. "Lo que me molesta más de los comentarios que hacéis es que yo voy a echar un pulso al presidente y a mi club. Eso es que la gente no me conoce. Yo no voy a echar ningún pulso, soy uno más, voy a pasar por aquí, nadie está por encima del Real Madrid", aseguró.

El entrenador blanco sí reconoció que no se siente cómodo con los últimos resultados. "Me interesa seguir trabajando y no es suficiente lo que hemos hecho. Hay que intentar que cada uno pueda dar un poco más. La crítica es así y hay que aceptarla. Pero cuando tengo yo la palabra intento decir las cosas", explicó.

Y concluyó en su versión más seria: "Sé que estoy de paso, pero lo voy a hacer todo al 3.000 por ciento. Creo en lo que hago y creo en mis jugadores. Asumo lo que soy y lo defiendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios