Coosur Real Betis

Arrancan los tests médicos

  • La primera sesión de trabajo está prevista para la tarde del miércoles

Curro Segura, durante un entrenamiento la pasada pretemporada. Curro Segura, durante un entrenamiento la pasada pretemporada.

Curro Segura, durante un entrenamiento la pasada pretemporada. / Víctor Rodríguez

Pistoletazo de salida para el inicio de la pretemporada del Coosur Real Betis. A partir de las 9 de la mañana están citados los primeros jugadores para afrontar los pertinentes reconocimientos médicos propios de esta época veraniega, en la que los equipos comienzan, poco a poco, su puesta a punto para la temporada oficial que arrancará en poco más de seis semanas.

Los primeros en afrontar los tests médicos serán el capitán de la plantilla, Pablo Almazán, Rinalds Malmanis y Mamadou Niang. Mañana martes será el turno para Albert Oliver, Ebuka Izundu, Kenan Sipahi y Shayne Whittington y el miércoles se cerrará la tanda de reconocimientos médicos con Tobias Borg, Nacho Martín y los canteranos Pablo Marín, Álvaro Herrera, Luis García, Kennedy Clement y Adrián Latorre.

El mismo miércoles será la primera toma de contacto del grupo con San Pablo, donde por la tarde (18:30) se celebrará el primer entrenamiento oficial de la pretemporada, con Curro Segura al frente de la nave verdiblanca por segunda temporada. No estarán en estas primeras sesiones de trabajo ni Obi ni A. J. Slaughter, aunque por distintos motivos. Mientras que el interior de origen nigeriano tiene permiso del club para incorporarse más tarde por asuntos personales, el norteamericano nacionalizado polaco se unirá a sus nuevos compañeros una vez finalice su participación en el próximo Mundial de China, que comienza a finales del mes de agosto.

Un balón que comenzará a volar mientras que todavía restan por finiquitar varios asuntos relativos a la confección de la plantilla. El primero, dar oficialidad a la contratación de Demitrius Conger, un tema que no debería demorarse en exceso, mientras que la dirección deportiva rastrea el mercado a la búsqueda de otro alero. Los últimos en la agenda fueron Paul Zipser y Pietro Aradori, aunque terminaron decantándose por regresar al Bayern Múnich y la Fortitudo Bolonia, respectivamente, lo que obliga a valorar otras opciones.

Todo ello sin olvidar la campaña de abonados, de la que llega información a cuentagotas, y que se retrasa más de lo debido. No hay que olvidar que el ascenso matemático se logró la primera semana de abril. Y de eso pasan ya más de cuatro meses.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios