Betis Energía Plus Ganar fuera, un reto ya conocido

  • El Betis de Curro Segura, tras repetir la dinámica del inicio de liga a domicilio, busca romper ese bloqueo

Samb se dirige a por un balón durante un entrenamiento en San Pablo. Samb se dirige a por un balón durante un entrenamiento en San Pablo.

Samb se dirige a por un balón durante un entrenamiento en San Pablo. / José Ángel García

Ganar lejos de San Pablo se ha convertido, en las últimas jornadas, en una quimera para el Betis. Mientras que en casa, con algo de dificultad en los últimos partidos, los béticos rozan una trayectoria de matrícula de honor, con victorias en todos sus duelos, a domicilio los partidos se le han atragantado mucho más de lo deseado al equipo de Curro Segura. No en vano, las cuatro derrotas que lucen en el casillero correspondiente en la presente temporada de los hispalenses han llegado a kilómetros del hogar.

El bloqueo que atraviesa el plantel a domicilio no es nuevo, ya lo sufrió a principio de temporada. Dos derrotas, en Huesca y Valladolid, en los dos primeros desplazamientos que llegaron como un bofetón de realidad para aquellos que pensaban que la LEB Oro iba a ser un paseo y el ascenso a la ACB se iba a lograr con la gorra. Negativo.

Por eso, después de las dolorosas y abultadas derrotas ante el Iberojet Palma en Mallorca y el Bilbao Básket en Miribilla, el duelo ante el Palencia del próximo viernes está marcado en rojo por varios motivos. Además de sumar una victoria más, importante en la batalla en la que está enfrascado el equipo por el primer puesto en estas nueve jornadas finales, además de para quebrar la racha de un equipo que llega lanzado después de cinco victorias consecutivas, en su casa, supondría una demostración de músculo de cara a los rivales directos, que buscan aprovechar el complicado momento que atraviesa el equipo, con algunos de sus principales baluartes atravesando un tramo bajo de forma o confianza.

Igual que sucedió hace meses, volver a ganar lejos de San Pablo significaría un despegue prácticamente inmediato en la clasificación para sellar cuanto antes el objetivo matemático del ascenso como primeros de la Liga regular. Es una historia que se repite, un reto conocido ya por el vestuario. Después de quedarse sin ganar durante el mes de octubre lejos de San Pablo, los béticos fueron capaces de sumar su primer triunfo lejos de casa ante el CB Prat, en un duelo que se tiñó de verdiblanco por un ajustadísimo marcador (88-90). Esta victoria, unida a las dos que ya habían logrado consecutivas en casa, supuso el principio del dominio absoluto del equipo de Curro Segura en la categoría, con récord de victorias y título incluido.

Aunque desde la entidad se insiste en la necesidad de ir partido a partido para alcanzar el objetivo final, a nadie se le escapa que un triunfo el próximo viernes ante Palencia supondría un espaldarazo a las opciones de ascenso directo, al que prácticamente habría que poner fecha, sobre todo con un duelo directo algunas fechas más adelante ante Melilla, segundo clasificado, que también tienen un partido pendiente con el Bilbao Básket.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios