Betis Baloncesto

Competir como meta

  • El nuevo pívot, Mahalbasic, se une hoy al entrenamiento

Radicevic y Stojanovski sonríen en un receso durante un entrenamiento. Radicevic y Stojanovski sonríen en un receso durante un entrenamiento.

Radicevic y Stojanovski sonríen en un receso durante un entrenamiento. / JOSE ANGEL GARCIA

"No es que no lo hayamos intentado. Pero tenemos que ser realistas y saber contra qué equipos podemos buscar las oportunidades. Baskonia, desde luego, no era uno de esos equipos", declaró Nikola Radicevic al término del encuentro ante el conjunto vitoriano, en un vestuario que, en ese instante, era la viva imagen del Purgatorio dantesco.

Naturalmente, Radicevic apuntaba a lo mismo que los aficionados cajistas llevan atisbando desde el comienzo de la temporada. Resulta evidente la prominente desigualdad de la Liga Endesa. Están los de arriba y están los demás. Es lo que ha sentido en sus carnes el equipo de Zan Tabak desde noviembre, periodo en el que la escuadra verdiblanca ha tenido que enfrentarse, consecutivamente, al Gran Canaria (82-62), UCAM Murcia (77-103) y, sobre todo, Valencia Básket (66-56) y Baskonia (60-94).

El equipo se había caído, un desplome que deberá paliarse con la llegada del pívot, Malhabasic, y la de un base que aporte a la dirección orden y concierto. De ese modo, que no juegue de tú a tú contra adversarios de la otra liga, no ha de conllevar que ni siquiera compita.

La llegada de los nuevos refuerzos ha de contribuir a que el equipo, como repite Tabak cada vez que había un micrófono delante, no sólo mejore su rendimiento en defensa sino que aumente sus guarismos en ataque en el orden de los 20 puntos. Ahora mismo, al término de la undécima jornada, el Betis Energía Plus cuenta con un promedio anotador de 72,3 puntos, el peor de los 17 que compiten en la ACB. El aro de los rivales, lamentablemente, parece sufrir una reducción de los 45,7 centímetros de su diámetro cuando son los verdiblancos los encargados de introducir la pelota en la canasta.

De ahí cabe explicarse que, aparte del dato anterior, el conjunto cajista ocupe también la última posición en el porcentaje de tiros de dos (el acierto se reduce a un 48,2 %, nada menos que 12 puntos porcentuales por debajo del mejor cociente, el del Barcelona, que es del 60,2 % de puntería en este apartado. Ayer llegó el nuevo pívot, que ya se entrenará hoy. Con él tendrá que iniciarse la mejoría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios