Coosur Real Betis

El Coosur Betis-Barcelona adelanta su horario

  • El choque del 10 de noviembre ante el conjunto azulgrana, que vendrá de jugar en Kaunas el viernes, se adelanta a las 12:30

Curro Segura da instrucciones a sus jugadores durante un partido. Curro Segura da instrucciones a sus jugadores durante un partido.

Curro Segura da instrucciones a sus jugadores durante un partido. / José Ángel García

La ACB anunció que el choque de la octava jornada que enfrentará al Coosur Real Betis con el Barcelona se adelantará por motivos de seguridad y en lugar de jugarse el domingo de 10 de noviembre a las 17:00 se disputará a las 12:30 del mismo día.

Llevaba tiempo coleando el asunto, ya que esa jornada, además de las elecciones generales, LaLiga colocó el derbi Sevilla-Betis a las 21:00. Un informe de la delegación del Gobierno motivó adelantar el duelo, por motivos de seguridad (ante la necesidad en otros puntos de efectivos de los cuerpos de seguridad del Estado), atendiendo al único horario posible, a pesar de las reticencias del club azulgrana.

Y es que los de Svetislav Pesic jugarán en Sevilla menos de 40 horas después de hacerlo en la Euroliga ante el Zalgiris en tierras bálticas, el viernes a las 19:00, por lo que llegarán a la capital andaluza el sábado con el tiempo justo de descansar, estirar las piernas y, como mucho, hacer una nueva sesión de tiro por la tarde en San Pablo antes de jugar unas horas después contra el conjunto verdiblanco.

Esta misma semana comentó Juanma Rodríguez, director deportivo del club sevillano, que estaban a la espera de noticias de la Liga, si bien estaba claro que no se podía atrasar el choque ni aplazarlo, por lo que sólo se barajaba la posibilidad de adelantarlo o mantener un horario ya establecido en verano.

El informe de la delegación del Gobierno ha sido determinante para el adelanto del partido, a pesar de que se incumplirá la normativa de que los equipos de Euroliga deben tener al menos 42 horas de descanso entre su partido de competición europea y el de la competición nacional. Con el antiguo horario se cumplía a rajatabla y ahora el Barcelona, por un motivo de causa mayor, tendrá menos de 40 horas entre el final del encuentro en Kaunas y el inicio del duelo en San Pablo.

No es la primera vez que se dan situaciones parecidas y ya en la última victoria hispalense sobre el Barcelona ocurrió algo similar. Fue en diciembre de 2014, cuando el equipo entonces dirigido por Xavi Pascual jugó en Polonia, en Zgorzelec (a 500 kilómetros de Varsovia y unos 200 de Praga) un viernes a las 20:30. Tras pasar por encima del equipo local viajó el sábado a la capital andaluza, en el regreso de Satoransky a la ciudad en la que se formó como jugador, y el domingo a las 12:15 el balón echó a rodar en la pista el día que Willy Hernangómez valoró 43 puntos (29 puntos y 13 rebotes) para liderar la victoria del conjunto sevillano por 85-74.

Hace unos años fue el Unicaja el que apretó para que se cumpliera la norma. El cuadro malagueño que entonces dirigía Joan Plaza tenía que disputar un partido de Euroliga el viernes 23 de marzo (19:00) ante el Brose Basket alemán en tierras germanas, de manera que el partido de la Liga Endesa, también en San Pablo, previsto para el domingo por la tarde (Domingo de Ramos), fue inamovible para cumplir con la citada normativa pese al deseo bético de adelantarlo al mediodía por la fecha que se trataba. No hubo suerte, pero los verdiblancos ganaron ese choque.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios