Coosur Real Betis - Bilbao Básket Con la obligación de ganar

  • Los de Curro Segura reciben a un rival directo por la permanencia que llega mermado por el Covid-19, que lo dejó sin entrenar esta semana

Ndoye realiza un ejercicio ante Pablo Almazán. Ndoye realiza un ejercicio ante Pablo Almazán.

Ndoye realiza un ejercicio ante Pablo Almazán. / RBB

Hay momentos en las temporadas en los que da igual las sensaciones o el merecimiento y en los que únicamente se valora conseguir la victoria. El Coosur Betis afronta hoy (16:00) una de esas citas en las que ganar es una obligación y no sólo para redimirse del ridículo realizado en el Palau en la última jornada.

El partido ante el Bilbao Básket no es una final, pero casi lo parece. Sólo dos equipos han ganado menos partidos que los de Curro Segura y uno de ellos es el conjunto vizcaíno, que además afrontará el duelo mermado por el Covid-19. Con una tesitura impensable, la de no haber podido entrenarse tras la aparición a principios de semana de un positivo en una persona del entorno del primer equipo que no era un jugador y que se confirmó oficialmente el miércoles. Al día siguiente se añadió también el de Ludde Hakanson, por lo que tuvieron que esperar sin poder trabajar juntos hasta conocer el viernes los resultados de los últimos test PCR. Sin más positivos, la ACB confirmó la disputa del partido, aunque con un día de retraso.

Curro Segura sí podrá contar con todos sus jugadores para intentar volver a la senda de la victoria. Sí ya superó una bola de partido el técnico bético ante Gipuzkoa Básket, en el último triunfo verdiblanco, esta tarde tendrá que convencer a su equipo de que ofrezca su mejor versión. Eso pasa por mantener el nivel de Feldeine, Kay o Ndoye, pero que también se sumen otros como Ouattara o Harrow, de los que se esperan puntos y buenos minutos en las rotaciones.

Bilbao no sólo llega tras una semana extraña –tampoco se desplazó a la capital hispalense el pívot estadounidense Aaron Jones, de quien el Cholet francés ya anunció este viernes su fichaje– sino que llega inmerso en una crisis de resultados que lo tiene en puestos descenso tras la undécima jornada con sólo una victoria en nueve partidos disputados.

Para revertir esa dinámica, Mumbrú confía en un viejo conocido de San Pablo, el pívot Ondrej Balvin, uno de los jugadores más destacados de la Liga Endesa en lo que va de temporada y que aporta sus centímetros en la pintura; y en el base Jonathan Rousselle.

A ellos se añade un Arnoldas Kulboka que iniciaba el curso como un jugador clave y está muy desacertado en su gran arma, el triple. Lo mismo puede decirse de Hakanson, que es baja, y Jaroslaw Zyskowski, alero que en su caso también varios partidos de baja por lesión.

Aunque aún falta mucho para finalizar la temporada, San Pablo vivirá un duelo clave por la permanencia. Dos viejos conocidos, que ya celebraron juntos un ascenso desde la LEB Oro, quieren reaccionar cuanto antes. Curro Segura, cuestionado desde hace semanas por el bajo rendimiento defensivo de su equipo, no puede dejar escapar más balas para apuntalar al Betis en la tabla y mirar al futuro con más optimismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios