Betis Baloncesto

Mahalbasic, algo más que un pívot

  • El austriaco mostró en Badalona una ilusionante carta de presentación.

El pívot bético Rasid Mahalbasic, durante un entrenamiento. El pívot bético Rasid Mahalbasic, durante un entrenamiento.

El pívot bético Rasid Mahalbasic, durante un entrenamiento. / Victor Rodriguez

Varias son las consecuencias positivas que pueden extraerse del triunfo del Betis Energía Plus contra el Joventut. Además de vencer a un rival directo y de romper una desgraciada racha de cuatro derrotas consecutivas -en dos de ellas, las dos últimas en San Pablo, ofreciendo una muy mala imagen frente al UCAM Murcia y al Baskonia-, quizá la mejor noticia sea la certificación de que el nuevo pívot, Rasid Mahalbasic, contiene las características que se esperan de todo interior. Pero aún puede dar más más de sí.

El entrenador del Betis, Zan Tabak, se expresaba con prudencia sobre el rendimiento del cinco austriaco en la víspera del viaje a Badalona. Sus dudas radicaban en cómo iba a adaptarse al sistema del equipo -nuevo para él después de sólo dos entrenamientos- y al sistema de juego de la ACB -igual de novedoso en tanto que nunca había militado en la competición española-. Sin embargo, con 15 puntos y cinco rebotes en apenas 16 minutos jugados, las expectativas se cumplieron con creces.

Aunque, con un solo un partido disputado en España, se antoja demasiado pronto para realizar una comparación estadística, puede afirmarse que Mahalbasic anduvo en las números que ha sumado en las últimas temporadas. Teniendo presente lo anterior, cabe, sin embargo, dejar plasmado que la puntuación conseguida por el nuevo interior bético en su debut (15) mejoró levemente la media de la 2012-13 con el Prokom polaco (11 puntos), la de la 13-14 con el Nymburk checo (11,1), la de la 14-15 con el Astana kazajo (14,6) y los 11,2 que promedió en la 15-16 con el Nizhny ruso. Los porcentajes también fueron mejores.

No obstante, el pívot cajista cuenta con una cualidad que no deja de subrayar Tabak cuando le preguntan sobre las características de su pupilo recién llegado. Se trata de su visión de juego, de la lectura de las jugadas en el parqué. Lo volvió a decir el preparador verdiblanco ayer en Radio Marca: "Mahalbasic es un jugador joven (26 años) que puede todavía crecer y mejorar. Tiene muy buen juego en el poste bajo y sabe tirar desde la media distancia", señaló el croata, quien pasó a continuación a reseñar esa característica que aún ha de explotar en Sevilla: "Para nosotros será de mucha utilidad su capacidad de pasar el balón y de comprender el juego".

El pívot sumó en su debut una asistencia, cifra inferior a sus anteriores promedios. Estará de su mano demostrar que es algo más que un pívot.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios