Coosur Real Betis Pagar para fichar, una práctica del pasado que recupera el Betis

  • El club verdiblanco abonará una cantidad al Bilbao Básket por los derechos del letón Dairis Bertans

Dairis Bertans, con el Khimki, ante Andrew Crawford, del Armani Milan.

Dairis Bertans, con el Khimki, ante Andrew Crawford, del Armani Milan. / Matteo Bazzi (Efe)

Hubo un tiempo en el que en Sevilla se tiraba de chequera para confeccionar la plantilla. Pagaba la caja de ahorros. Después, el banco. Pero desde que aquel propietario dio un paso al lado todo cambió a una economía de guerra en la que tocaba ser imaginativo, apostar por los niños y no renovar a extranjeros, que en el segundo año cotizaban fiscalmente casi al doble del primer curso, para ir sobreviviendo. El panorama no ha cambiado mucho, de ahí que sorprenda la decidida apuesta de Berdi Pérez, nuevo director deportivo del Coosur Betis, por Dairis Bertans, cuyos derechos en la ACB conserva el Bilbao Básket, que será compensado económicamente por el conjunto verdiblanco.

Un fichaje de otra época sin duda, más cercana a la de la primera etapa de Joan Plaza en Sevilla, cuando se pagaron cantidades en torno a los 100.000 euros por las salidas del Manresa de Asselin –que fue un quebradero de cabeza por no conseguir el prometido pasaporte– en 2009; al mismo club en 2010 por Kaloyan Ivanov; y ese mismo año al Alicante por Katelynas. Nada que ver con la inversión de 2008 por Triguero de más de 500.000 euros para sacarlo de Murcia.

No ha trascendido la cantidad que el equipo hispalense pagará por el escolta letón al cuadro vasco, pero no serían menos de 50.000 euros –hay quien habla de una cifra cercana a los 100.000 euros–, una cifra alta, en cualquier caso, para un conjunto que con la soga al cuello la pasada campaña apenas pudo reforzarse con Jerome Jordan y Randle, dos apuestas de riesgo y baratas, para encauzar la salvación. La apuesta económica estuvo, sin duda, en el banquillo con Joan Plaza.

El caso es que el Betis ha pasado de escudriñar el mercado ante la escasez de recursos a pagar por la salida de un jugador a un teórico rival directo por la permanencia, que conserva los derechos sobre Bertans al permanecer en ACB. Otra cosa hubiera sido que el cuadro vizcaíno hubiese descendido –ató la salvación en la última jornada–, ya que en la Liga Endesa se mantienen los derechos de los jugadores inscritos en el tanteo mientras se permanezca en la competición.

Fue eso lo que aprovechó Berdi Pérez, entonces en el Gran Canaria, para llevarse a Balvin a la isla sin pagar un euro al Betis. El conjunto heliopolitano mantenía los derechos sobre el checo, pese a cederlos (previo pago) al Estudiantes a finales de enero de 2017. El equipo colegial acabó salvándose esa campaña, no así un Betis que descendió en el último encuentro en el Martín Carpena de Málaga. El club sevillano denunció entonces errores de forma en la competición y logró la permanencia en los juzgados, ya que bajó pese a quedar el decimosexto (los estatutos señalaban que bajaban el decimoséptimo y decimoctavo) en una liga de 17 por la renuncia a última hora del Gipuzkoa. Pero durante el periodo de tanteo era equipo de LEB Oro y, por tanto, perdió todo los derechos sobre los jugadores, de manera que Berdi Pérez se llevó a Balvin gratis. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios