Manresa-Coosur Betis | La previa Toca ver la cara de la moneda

  • Tras dos ajustadas derrotas el Betis visita ya con urgencias a un Manresa que en casa no ha ganado

  • Curro Segura ve "mentalmente fuerte a su equipo", mientras que Pedro Martínez ve al Coosur Betis como un equipo hecho para luchar por los 'play off'

Borg presiona a Feldeine durante un entrenamiento, ante la atenta mirada de Curro Segura y Pablo Almazán. Borg presiona a Feldeine durante un entrenamiento, ante la atenta mirada de Curro Segura y Pablo Almazán.

Borg presiona a Feldeine durante un entrenamiento, ante la atenta mirada de Curro Segura y Pablo Almazán. / Betis Baloncesto

Era el 7 de marzo cuando Erick Green dio otro clínic de verdiblanco y llevó al Coosur Betis a ganar en Manresa (74-84). El equipo de Curro Segura volaba entonces al ritmo que marcaba el escolta norteamericano y dejaba de mirar hacia abajo para mirar arriba con ambición. Pero la crisis sanitaria llegó de golpe y todo lo que se había construido no sirvió de nada. Ni siquiera esa victoria, porque, a partir de entonces, daría igual haber invertido para salir de una situación peligrosa que ir último en la clasificación.

Ahora vuelve el conjunto sevillano a un Nou Congost esta vez en silencio. Las fuerzas ahí se igualan sin la afición local dando guerra, y de la buena, desde la grada. Y regresa con las mismas urgencias que entonces, necesitado de un triunfo que espante los fantasmas que genera su único triunfo en cinco partidos, aunque los dos últimos igual que fueron cruz pudieron haber salido cara con un poco más de suerte, fortuna o un pequeño cambio de timón en el banquillo. Que cada uno elija lo que quiera.

Sea por lo que sea, al final el balance es de una victoria y cuatro derrotas y eso es irrefutable. El equipo sufre cuando la tripleta formada por Feldeine, Campbell y Kay no funciona. Sin Ouattara y la duda de Harrow, que llega justo, faltan puntos en la plantilla, a pesar de que contra el Valencia sí que los jugadores dieron un paso adelante. Especialmente los pívots, que deben aparecer con más regularidad y dominar bajo los aros y ser más contundentes cara a la canasta rival, ya que el paso por la línea de personal es un suplicio para los interiores y una rémora para el cuadro heliopolitano hoy por hoy.

También cojea este Betis en lo que destacaba el año pasado: la efectividad desde el triple. Campbell se prodiga menos de lo que debiera, Feldeine lo mismo mete un triple de ocho metros que falla otro lanzado a lo loco y sin Ouattara ni Harrow..., poco más. Los ala-pívots no suponen un peligro real y empiezan a flotarlos, Borg debe dar un paso adelante y Pablo Almazán afinar para no fallar esos lanzamientos liberado que le hacen mucho daño en su confianza.

Las tres victorias de los de Pedro Martínez, que no han ganado como locales en el Nou Congost, llegaron a domicilio

Todo ello hay que encauzarlo, así como una defensa de equipo que debe encontrar más regularidad en el tiempo, para repetir la victoria de la pasada campaña ante un Manresa que sí que está notando jugar a puerta cerrada: tres victorias, todas como visitantes ,y tres derrotas, todas como local tanto en marcadores bajos (64-69 frente al Andorra) o recibiendo 80 o más puntos (76-80 frente al Obradoiro y 74-82 contra el Valencia Básket). Clave será para el Betis parar a Dani Pérez, que juega y hace jugar a su equipo y es el líder en asistencias de la liga, bien secundado por Tabu.

Pero el peligro de este Manresa no llega por uno u otro jugador, sino por el bloque que ha vuelto a conformar Pedro Martínez. No depende el conjunto catalán de una pieza, sino de un juego colectivo en el que todos suman, desde Eatherton por dentro, un pívot móvil y que se maneja bien en la pintura y jugando de espalda, a un Guillen Jou que ha explotado en este inicio de curso erigiéndose como uno de los máximos anotadores manresano con 10,5 puntos de media. Pero no es sólo el joven canterano, que ha agarrado con fuerza la oportunidad que se le ha presentado, sino que otros dos jugadores están por encima de los 10 puntos de media: Mason (10,6), un tirador al que hay que atar en corto, y Eatherton (10,3); cuenta con Báez, uno de esos veteranos, como Rafa Martínez, que aporta de todo y acumula 9,3 puntos; Tabu, 8,3 y Vaulet ocho puntos, además de Dani Pérez, que metió el triple ganador en San Pablo la pasada temporada, o el propio Rafa Martínez, que va sobrado de calidad para decidir en la pista.

Tendrá que ponerse el mono de faena este irregular Coosur Betis que necesita hacerse fuerte en defensa, dependiendo del nivel de agresividad que le permiten los colegiados, poco permisivos con los verdiblancos de momento, y ser también efectivo en ataque. Quizá debería buscar más al australiano Kay y las posiciones interiores con Ndoye, para apoyar la producción de un Feldeine que si está totalmente recuperado de su lesión en el tobillo debe llevar de nuevo el peso de un equipo que necesita reafirmar su trabajo con victorias.

La Liga Endesa no espera a nadie y si desde el principio te metes en la zona baja es difícil salir de ahí y después llegan las prisas con fichajes salvadores. Toca ganar, salir de abajo, coger confianza y empezar a sumar para que los fantasmas no sobrevuelen por San Pablo antes de tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios