bostjan nachbar. jugador del real betis energía plus

"La meta de los 12 triunfos no es fácil ahora ni lo era al inicio"

  • El capitán del equipo verdiblanco afronta "positivamente" el último tercio de la competición, con la permanencia como definitivo objetivo, que es "lo realmente importante para el baloncesto en Sevilla"

El jugador del Betis Energía Plus, Bostjan Nachbar. El jugador del Betis Energía Plus, Bostjan Nachbar.

El jugador del Betis Energía Plus, Bostjan Nachbar. / José Ángel García

-El equipo llega al parón liguero con seis derrotas consecutivas. ¿Cómo podría explicársele al aficionado que no pasa nada?

-Es que sí pasa algo. Han sido seis derrotas contra rivales directos y no digo que esté nervioso o que me preocupe muchísimo, hasta la obsesión, pero es algo que te abre los ojos. Desde luego, tenemos muchas cosas que no funcionan. Nos falta constancia. Le hemos ganado al Madrid y hemos perdido contra el Manresa. Como equipo no somos regulares. Es algo que hablamos mucho y que tenemos que mejorar.

-¿Y cómo se consigue?

-Al menos debemos lograr llegar a la cancha y saber qué hacer y cómo hacerlo. Han pasado cinco o seis meses y, por ahora, no sabemos claramente qué tipo de equipo somos. Eso es un problema. También han pasado muchas cosas, cambios, lesiones... Todo eso influye.

-Está siendo una temporada extraña, ¿no cree?

-Cierto. Han pasado cosas inesperadas, cosas buenas y cosas malas. En cualquier caso, falta mucho todavía para el final. Será entonces el momento de hacer un balance global de la temporada.

-Sí, pero está la llegada tardía de los fichajes, las lesiones, la marcha de Zoric a mitad de la campaña, ¿no es raro?

-Creo que la situación individual de algunos jugadores ha impedido que juguemos con continuidad como equipo. Difícilmente hemos tenido un periodo largo sin problemas. De ese modo resulta se hace difícil coger un ritmo como equipo.

Nachbar, durante la entrevista. Nachbar, durante la entrevista.

Nachbar, durante la entrevista. / José Ángel García

-El lesionado es ahora Triguero, que lleva más de un mes sin jugar.

-Las lesiones son parte del deporte, claro, pero esta temporada han aparecido más de las que pasan normalmente.

-Están las lesiones y luego está el dolor, que es algo que no se conoce fuera del vestuario.

-Un jugador llega pocas veces al cien por cien a un partido. Siempre hay alguna lesión pequeña o algún dolor que impiden jugar al cien por cien. Los aficionados, como es normal, quieren ver el mejor espectáculo de baloncesto posible, pero, obviamente, aunque uno dé el cien por cien, los problemas físicos no dejan rendir a su equivalente cien por cien.

-Y, aparte de los problemas físicos, ¿a qué achacaría la mala racha en la que se encuentra el equipo?

-Pienso que físicamente, en general, no estamos mal. Es cierto que, excepto contra el UCAM Murcia, en las últimos cinco derrotas estuvimos metidos en el partido y con opciones de ganar. Pienso que es más una cuestión táctica y, sobre todo, mental.

-Al final, como defiende Tabak, los detalles son decisivos demasiadas veces.

-No creo que tengamos un problema grave en el rebote o un problema grave en los porcentajes de tiro. Suele ocurrirnos que una acumulación de errores pequeños suman para perder los partidos. Son detalles que apenas se aprecian: una falta en el último segundo de un cuarto, un balón perdido... Son factores que mentalmente afectan en el desarrollo de los partidos. La falta de concentración en momentos importantes de los partidos ha sido también decisiva.

-Para lograr el objetivo de las 12 victorias hay que sumar cinco en las 11 jornadas que quedan. Tal como viene el calendario, no es fácil, ¿no cree?

-No es fácil ahora ni fue fácil ponerse ese objetivo desde el principio para un equipo como el nuestro. Yo soy positivo. Estoy seguro de que podemos lograrlo, pero ahora es el momento de mejorar las cosas e intentar volver a jugar bien. Me duele particularmente porque en los últimas jornadas tuvimos la oportunidad para haber llegado a las diez victorias y, así, hubiera sido todo más fácil, pero estamos donde estamos. Personalmente no estoy preocupado con el número de partidos ganados sino que hagamos lo posible por la permanencia, que es lo importante para el baloncesto en Sevilla.

-Llegados a los dos tercios de la competición, ¿se ha visto ya el mejor Betis Energía Plus?

-Espero que no. Una cosa está clara, tenemos potencial para ganarle al Real Madrid, al Unicaja o al Bilbao a domicilio. En el equipo estamos pensando en hacer lo posible para ganar cuatro o seis partidos hasta el final. Sólo podemos mejorar; si no pensara así, mejor me iría a casa.

-¿Y se ha visto ya al peor Betis Energía Plus?

-Como profesional, como parte de un equipo, no pienso en cosas negativas. Es muy importante pensar en positivo, tener confianza. Si en enero o febrero estamos adelantando que las cosas van a ir mal, acaban yendo mal. En el deporte es muy importante tener confianza en ti y en tus compañeros.

-Da la sensación a veces de que al equipo le falta algo en ataque. Cuesta mucho anotar.

-Yo no soy persona de estadísticas, pero diría que estamos entre los peores en el apartado de asistencias, ¿no? Y se nota. Falta fluidez y versatilidad. Nos falta ritmo en ataque. Aparte de la defensa, que es lo más importante, nos falta que el balón circule, permitir canastas fáciles... Perdemos mucha energía en meter las canastas. Hay pocos tiros abiertos, al menos ésa es la impresión que tenemos.

Nachbar, en la pista del Pabellón de San Pablo. Nachbar, en la pista del Pabellón de San Pablo.

Nachbar, en la pista del Pabellón de San Pablo. / José Ángel García

-¿Ha cambiado su función en el equipo en su segundo año?

-El equipo es diferente. Para mí era más fácil jugar con Berni, Bamforth y Balvin. Los dos últimos tuvieron una temporada muy buena y contar con dos o tres jugadores con un buen rendimiento es muy importante para el equipo. Demandan la atención de los rivales. Este año es diferente. Tengo dificultades para jugar como el año pasado.

-Luego están los árbitros. ¿Cambian mucho en las diferentes ligas?

-He jugado en Turquía, Italia, Alemania, Rusia, Estados Unidos y sí, los criterios son muy diferentes.

-El equipo tiene a varios jugadores con problemas con las pérdidas y con las personales.

-Es el caso de Milosevic. Es una víctima de su primer año en la ACB. A su edad, lleva toda la vida haciendo unos pasos o defendiendo de un modo que aquí son sancionados. Si cometes dos pasos seguidos, mentalmente te afecta y cambia tu forma de jugar. Y, si haces dos o tres faltas en el primer cuarto, estás condicionado para todo el partido.

-Es el caso de Mahalbasic.

-Ha jugado muy bien los primeros cuatro o cinco partidos y, poco a poco, se ha adentrado en esa dinámica con los arbitrajes. Ahora ha empezado a dudar.¿Puedo tocar al contrario? ¿Puedo poner el brazo de este modo? Y cuando empiezas a pensar, cuando empiezas a dudar, en el deporte de alta competición, es letal.

-Usted habla mucho con los árbitros.

-A veces más de la cuenta, pues es algo que descentra. Todo viene de un hábito de la NBA, donde los árbitros tienen una relación distinta con los jugadores que en Europa. Lo único que quiero saber, cuando hablo con ellos, es qué criterios tienen, información sobre qué podemos hacer o no. Pero aquí no me dan esa información. Igual hay una regla, pero es algo que a un equipo como el nuestro nos perjudica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios