betis energía plus

Los números, el reflejo de la realidad

  • En la Fonteta, entre los cuatro interiores del equipo verdiblanco apenas sumaron 14 puntos en 80 minutos

Nachbar trata de taponar el lanzamiento de Diot. Nachbar trata de taponar el lanzamiento de Diot.

Nachbar trata de taponar el lanzamiento de Diot. / acb photo

La salida de Zoric obligó a al Betis Energía Plus a salir al mercado para cubrir su baja. Fichar no es sólo una cuestión numérica, dada la corta rotación hispalense, sino que tras lo visto en el partido en Valencia es una necesidad urgente, fundamentalmente en el plano ofensivo.

En la Fuente de San Luis se plantó Zan Tabak con cuatro interiores, los tres habituales más el rumano Cate, que antes de este encuentro apenas acumulaba dos minutos en el partido ante el Obradoiro. El joven pívot no desentonó en los 12 minutos que estuvo en la cacha, al contrario que un Triguero que tenía la oportunidad de dar un paso adelante y demostró una nula capacidad en ataque. Como Milosevic. Más activo se mostró Nachbar, si bien el esloveno es poco de fajarse en la pintura (1/5 en triples), aunque en el aspecto reboteador sí que cumplió.

En total, entre los cuatro sumaron sólo 14 puntos en 80 minutos, pero sólo ocho en tiros de dos puntos: nueve, Nachbar, incluido un triple y dos tiros libres; uno, Triguero; cuatro puntos logró Cate y Milosevic se quedó en cero. Tampoco es que los pívots del cuadro taronja estuviesen especialmente acertados, pero los cuatro (Will Thomas, Oriola, Sikma y Kravtsov) se fueron hasta los 20 puntos. Eso sí, con un mejor porcentaje de tiro de dos puntos: 7/11 para los interiores locales (63,6% de acierto) frente al 4/16 de los verdiblancos (25%), lastrados por el 0/5 de Triguero y el 0/2 de Milosevic.

Lo cierto es que la efectividad desde el triple (cerca del 60% al descanso) del Valencia Básket hizo que el equipo no tuviese que jugar tanto por dentro, pero los puntos interiores eran más que necesarios para un Betis que es de los peores ataques de la Liga (no llega a los 75 puntos por encuentro) y debía además cubrir de alguna manera los 12,5 puntos de promedio que anotaba Zoric. Sólo sumando la aportación de los cuatro pívots lo lograron.

La incorporación de un pívot es prioritaria, por delante incluso de la de un base. Tabak dijo que se busca reforzar las dos posiciones, pero Radicevic demostró en la Fonteta que si el físico y las lesiones lo respetan hay director de juego titular de sobra. El serbio, pese a unos problemas físicos derivados de su inactividad de un mes y medio por el esguince de rodilla que sufrió en la tercera jornada, cumplió con creces, pese a sus cinco pérdidas, algunas fritos del cansancio por la acumulación de minutos (más de 32). Otras cinco recuperaciones, cuatro rebotes, cuatro asistencias y 11 puntos. Con Radicevic de vuelta, un pívot de garantías debe ser la prioridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios